Autos - Lanzamientos

Rolls-Royce y sus modelos de Londres 2012

La marca británica formó parte de la ceremonia de clausura con tres unidades que incorporaron por primera vez en la historia de la firma una insignia especial en lugar de la tradicional R-R.

Con el fin de celebrar el gran éxito que tuvieron los Juegos Olímpicos en la capital inglesa, Rolls-Royce preparó tres Phantom Series II Drophead Coupés que muestran sobre su parrilla una insignia especial. Esto marca un hito en los 108 años de historia de la automotriz porque son los tres primeros vehículos fabricados por ella que no cuentan con la tradicional placa de la doble R.

 

La flamante insignia muestra el tradicional adorno del capó que engalana los modelos de la marca, el Spirit of Ectasy, pero con la bandera de Gran Bretaña reemplazando el vestido que fluye hacia atrás de la figura. Otros elementos temáticos con los que cuentan los tres Phantom son el centro del volante con una corona de laurel y una antorcha, las llantas con la inscripción “London 2012” y con el lema olímpico “Citius, Altius, Fortificas” (Más rápido, más alto, más fuerte); y con una placa identificatoria que reza “One of Three”.

 

Los Rolls-Royce de carrocería English white fueron utilizados para transportar artistas escondidos hasta que su identidad fue develada al correrse los techos. El evento denominado “A Symphony of British Music” contó con la presencia de muchos de los músicos más populares de Inglaterra.

 

De esta manera, Rolls-Royce eligió esta particular ocasión para modificar por primera vez en su historia su tan clásica insignia.

Enviá tus comentarios