Salud - Noticias

Cómo evitar la muerte súbita del deportista

El alto rendimiento puede generar problemas cardíacos en personas con o sin antecedentes conocidos. Todo lo que hay que saber para practicar deportes en forma segura

Agencia CyTA-Instituto Leloir.  (Por Bruno Geller)-. Para prevenir la mayor cantidad de casos de muerte súbita de atletas de alto rendimiento y personas que practican deporte en forma regular, un equipo de especialistas de la Argentina y de otros países destaca en un artículo publicado en Archivos Brasileros de Cardiología la importancia de la entrevista clínica y de estudios de diagnóstico, como el electrocardiograma, entre otros.

“El alto rendimiento deportivo puede ocasionar complicaciones cardiovasculares que generen arritmias graves que pueden, incluso, derivar en una muerte súbita en el momento del esfuerzo”, explicó uno de los coautores, el cardiólogo Roberto Peidró, especialista en medicina del deporte y director del Comité de Cardiología del Deporte de la Sociedad Argentina de Cardiología.

 

 

Estudios fundamentales

 

 

Para determinar si una persona puede realizar ya sea deportes de alto rendimiento o que requieran cierto esfuerzo sin exponerse a un riesgo de muerte súbita, Peidró explicó que es preciso realizar un examen médico que incluya una entrevista médica sobre eventuales síntomas del deportista y cuadros cardíacos de sus familiares a fin de buscar alguna pauta que haga sospechar una enfermedad genética.

También se requiere un electrocardiograma cuya realización permite sospechar alteraciones cardíacas estructurales o eléctricas que pueden impedir prácticas deportivas que sean exigentes por el riesgo aumentado de tener un accidente cardíaco.

En el caso de encontrarse alteraciones en este primer examen se pueden realizar otros más profundos que incluyen el ecocardiograma. “Realizar un ecocardiograma a todos los deportistas puede resultar de un costo exagerado. En ese sentido podría reservarse para aquellos jóvenes involucrados en deportes de alto rendimiento desde su temprana adolescencia”, enfatizó Peidró.

En 1982 en Italia se sancionó una ley nacional que obliga a realizar la historia clínica y electrocardiograma a todos los atletas como condición imprescindible para participar en deportes, un modelo que fue adoptado por el Comité Olímpico Internacional y la FIFA. “Con estas medidas en Italia se pudo demostrar una reducción de la muerte súbita en deportistas del 89 por ciento desde el año 1982 al 2006”, destacó Peidró.

En Argentina, las instituciones deportivas y las asociaciones que las reúnen tienen, en muchos casos, conceptos dispares sobre los métodos a emplear. “Mientras algunas requieren sólo la nota de un médico con la palabra ‘apto’, otras solicitan exámenes diversos que incluyen ecocardiograma, ergometría, estudios de laboratorio y radiográficos. La propuesta de asociaciones deportivas sobre amplios estudios para poder participar en los torneos ha generado oposición en diferentes instituciones que no cuentan con los recursos suficientes para solventar los costos de los exámenes”, puntualizó el especialista.

 

Compromiso

 

“Tal vez sea el momento de apelar a reuniones más amplias que involucren a médicos, directivos de Instituciones y Asociaciones, políticos y sanitaristas para unificar criterios y generar un programa uniforme de evaluaciones tendiente a la protección de nuestros deportistas
 

De todos modos, el artículo, que también fue firmado por los doctores Víctor Froelicher de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y Ricardo Stein de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, en Brasil, subraya que la muerte súbita del atleta es un evento raro que se genera en el deportista con alguna enfermedad subyacente.

“A nivel mundial, la muerte súbita ocurre en 0,5 a 2 casos por cada 100 mil participantes en diferentes deportes por año en menores de 35 años. La causa cardíaca es la más frecuente. A estas edades las enfermedades cardíacas de origen genético son las más frecuentes como causa de muerte súbita”, destacó el doctor Peidró, quien también es médico cardiólogo de Futbolistas Argentinos Agremiados y Director del “Centro Cardiológico Salud”.

Para el especialista el miedo a una complicación cardiovascular no debe ser una excusa para no practicar deportes. Y agrega que es necesario tener las evaluaciones correspondientes para conocer el estado de salud cardiovascular y si el corazón está en condiciones saludables para afrontar el alto rendimiento.

 

Enviá tus comentarios