Policiales

Lunes, 30 de julio de 201215:01

La mamá del bebé chino fue acusada por el crimen

El primo de la mujer la acusó de haberlo amenazado para que se deshiciera del cuerpo del bebé; de lo contrario mataba a su familia.

Uno de los detenidos por el hallazgo de un bebé de origen chino encontrado muerto el sábado pasado en La Matanza, dijo que la madre de ésta, también detenida, lo amenazó para que se deshiciere del cuerpo del niño, según informaron fuentes judiciales a Online-911.
 
En tanto, según indicaron las fuentes además de la mujer, identificada como Yanhon Wang, están detenidos el primo de ella y un fiambrero, empleado de ellos, de nacionalidad argentino y quien vivía con la mamá del bebé.
 
Según confiaron las fuentes, el primo al ser detenido sostuvo que el miércoles pasado al llegar a la vivienda de Wang, en la parte trasera del supermercado de Liniers, en Juan B. Justo 8923, pudo ver a la mujer, al fiambrero llorando y al bebé ya sin vida.
 
El primo sostuvo que la mujer lo amenazó a él para que se deshiciera del cadáver, sino mataría a toda su familia. Por ello, es que la mujer y él trasladaron en un vehículo de su propiedad el cuerpo y lo arrojaron en un baldío de La Matanza.
 
Las fuentes explicaron que los movimientos que detalló el acusado a priori estarían corroborados con imágenes de distintas cámaras de seguridad. Además, se sospecha que el lugar indicado para arrojar el cuerpo fue porque el primo habitualmente compra productos para vender en sus locales en un supermercado ubicado lindante a ese baldío de La Matanza.
 
Los tres están detenidos y a la espera de ser indagados por el fiscal federal Gerardo Di Massi, y el juez federal Sergio Torres. Sobre ellos pesan el delito de secuestro extorsivo, y privación ilegítima de la libertad.
 
Los investigadores informaron a Online-911 que las sospechas sobre la mujer china y su primo fue a raíz de las contradicciones que manifestaron ambos en su relato, lo que se oponía en casos a imágenes captadas por una cámara de seguridad ubicada en las cercanías del supermercado y por la ubicación que establecen las celdas de las antenas telefónicas de la zona.
 
Las dudas se profundizaron cuando se realizó una inspección y reconstrucción del caso entre el viernes y el sábado último. A ello se sumó que el cuerpo del bebé no presentaba signos de violencia como había indicado su madre, quien dijo que supuestos captores que le habrían exigido una recompensa de 20 mil dólares, lo golpearon a él y ella.
 
Según las fuentes, otra de las hipótesis es que la versión del primo fue para inculpar a la mujer, o al ex de ésta quien tiene pedido de captura por otro hecho de violencia doméstica, y así quedarse con el supermercado. 
Enviá tus comentarios
Videos exclusivos

Un muerto en un derrumbe en San Isidro