Policiales

Jueves, 15 de marzo de 201210:12

Un pasado oscuro en la muerte de una adolescente

Tenía 16 años y fue hallada con convulsiones por la Policía. Murió en el hospital. Luego se supo que tiempo atrás fue abusada y que “vivía amenazada”, según contó su mamá en A24.

Anahí Ayelén Colman, 16 años, fue hallada el 3 de marzo con convulsiones en el Parque Pereyra Iraola, cerca de avenida Bosques y Ruta 2. Fue internada en el hospital Evita Pueblo pero murió descompensada, por una presunta ingesta fatal de drogas. Se había ido el 2 de su casa para juntarse con un grupo de amigos que tocaban la guitarra, en la ribera de Quilmes. 

Su madre, extrañamente, presentó la denuncia una semana después, en la Comisaría de la Mujer del distrito, informa Diario Popular. “La chica se había escapado de su hogar en otras ocasiones. Consumía sustancias y estamos investigando si la descompensación se produjo por la ingestión de un coctel de drogas. Pero su madre recién hizo la denuncia 10 días después cuando ella ya estaba muerta”, explicó a ese medio un vocero de la comisaría 3° de Berazategui.

La mamá de la chica sostuvo que no formalizó la denuncia hasta una semana después porque está enferma, con un tumor de tiroides, y además porque la buscó por su cuenta "porque temía que si hacía la denuncia" se "la sacaran”. “No sé que le pasó. La Policía me dijo que la encontraron en una calle del Parque con convulsiones y que pudo haber tomado un coctel de alcohol y pastillas. Pero quiero que la Justicia encuentre al que le hizo esto”, dijo la madre a ese diario.

Anahí se había ido antes de su casa por temas escolares, según refirió su madre. Los resultados de la autopsia determinarán precisiones en estos días.

LA HISTORIA. Anahí, la joven de 16 años que apareció con convulsiones en el Parque Pereyra Iraola y falleció en un hospital al que fue llevada por la Policía, tenía un pasado oscuro: había sido abusada por su padrastro, un hombre que por ese hecho fue condenado a ocho años de prisión, según le contó a A24 Graciela Santillán, su mamá.

La familia del condenado no perdonó este hecho y por eso, cada vez que veían a la adolescente por las calles de Berazategui la cargaban, insultaban y amenazaban.

“Tenía miedo de cruzarse con el violador en la calle, de ir a parar a un juzgado de menores. Cuando pasaba por la vereda de enfrente de esta gente la insultaban, la cargaban, dijo Santillán durante el extenso diálogo con A24.

Una de las dudas se centra en el hecho de que la mujer hizo la denuncia una semana después de la desaparición. En ese sentido, justificó que no la hizo antes por temor a la intervención de un juzgado de menores.

“Era una chica muy carismática, a la que todos querían. Mi hija tuvo un pasado oscuro, le ha pasado algo muy fuerte. Tenía mucho miedo”, contó antes de asegurar que “la busqué por todos lados”.

“No tengo palabras para contar lo que me pasa. En los diarios leí algunas cosas que no son ciertas”, sostuvo al borde de las lágrimas.

“No quise ir a la policía por su pasado oscuro”, dijo, para luego afirmar que “ese pasado oscuro tiene que ver con lo mala que es la Justicia” y luego describió que “fue abusada por su padrastro, mi ex marido, cuando tenía 9 años”.

“El violador de Anahí recibió sólo 8 años de condena”, contó también. “Ese hombre va a quedar en libertad en un par de años”, añadió.

“La familia de este hombre me amenazó de muerte. ¡Hasta eso he tenido que aguantar! No saben las cosas que nos pasaron”.

Jorge Joury, periodista de Radio FM 97.7 y cercano a la mamá de la joven, también dijo lo suyo, siempre por A24: “Es cierto. La nena fue abusada por un padrastro. Ese hombre fue condenado a 8 años de prisión. La madre cree que debería haber sido condenado con una pena mayor”.

Y sostuvo que “el fiscal está trabajando en una pista en Facebook, de un amigo adolescente que la invitó al río”.
 

Enviá tus comentarios
Videos exclusivos

Un muerto en un derrumbe en San Isidro