Los barrios que no cuentan con oferta gastronómica para celíacos son: Paternal, Monte Castro, Villa Real, Floresta, Constitución, San Cristóbal, Boedo, Parque Patricios, Coghlan, Villa General Mitre, Agronomía, Nueva Pompeya, Villa Riachuelo, Villa Soldati y Versalles.

Así, el sur y el oeste de la capital son los lugares menos amistosos para los celíacos. En el otro extremo, el cinturón costero de la ciudad y el centro son las regiones con mayor oferta libre de gluten.

Los tres barrios con más locales libres de gluten son Palermo, Belgrano y Recoleta, con 114, 54 y 38 puntos aptos para celíacos cada uno. 

En total, en la ciudad hay 413 locales libres de gluten, un 45% de los 926 lugares de comida que hay en el país, según el relevamiento de "Lugares Gluten Free". Esta comunidad registró todos los "restaurantes, heladerías y bares que ofrecen platos libres de gluten y que cuidan la contaminación cruzada".