icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Cómo está formado el sistema nervioso?

¿Cómo está formado el sistema nervioso?
¿Cómo está formado el sistema nervioso?

Por una serie de órganos, nervios y células, básicamente, es como está formado el sistema nervioso. Gracias al sistema nervioso el cerebro puede pensar, sentir y controlar el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Conocer cómo está formado el sistema nervioso, puede ayudar a entender por qué el cuerpo trabaja y se comporta y también comprender el por qué de muchas enfermedades ocasionadas por fallas del sistema nervios.

¿Qué órganos forman el sistema nervioso?

Existen dos grandes grupos de órganos, estos son:

  • El Sistema Nervioso Central (SNC), encargado de la coordinación y funcionamiento de todo el organismo está compuesto por la médula espinal protegida por la columna vertebral y por el encéfalo compuesto por el cerebro, el cerebelo, el bulbo raquídeo, hipotálamo, tálamo y sistema límbico, todo esto protegido por los huesos craneales
  • El Sistema Nervioso Periférico (SNP) que permite la comunicación entre el sistema nervioso central (SNC) con el resto de los órganos.

Compuesto por “nervios” y “ganglios nerviosos” organizados en un “sistema nervioso somático” y un “sistema nervioso autónomo” o “sistema nervioso vegetativo”.

El “sistema nervioso somático” cuya función es conectar los receptores sensitivos de los órganos sensoriales con el SNC y con los músculos esqueléticos, los que se pueden mover de manera consciente y responden a los cambios externos.

El sistema “somático” incluye a los “nervios sensitivos” que transmiten información procedente solo de los órganos sensoriales, “nervios motores” que envían órdenes a los órganos efectores, “nervios mixtos” que incluyen axones de ambos tipos (sensitivos y motores), “nervios espinales” o “nervios medulares”, que unen la médula espinal con las extremidades de todo el cuerpo (menos el cuello y la cabeza) y “nervios craneales” encargado de unir al SNC con músculos y receptores sensoriales del cuello y la cabeza.

El sistema “automático” o “vegetativo” es el que se encarga de las acciones involuntarias como la regulación de la respiración, de la frecuencia cardíaca, de la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos, el tamaño de las pupilas, la micción, de las secreciones de glándulas digestivas, salivación, sudoración, excitación sexual y muchas otras acciones involuntarias o no conscientes.

Asimismo, este sistema “automático” incluye un “sistema simpático” para responder en momentos de estrés para rápidamente, como aumentando la frecuencia cardíaca y un “sistema parasimpático” que se mantiene activo para favorecer procesos como el digestivo.

Las neuronas

Las células que recorren el sistema nervioso se llaman “neuronas” y son las encargadas de que funcione todo correctamente, reciben estímulos eléctricos de todas partes del cuerpo humano para enviarlas a los diferentes órganos que deban reaccionar.

Existen diferentes tipos de neuronas, las neuronas motoras se encargan de la contracción de la musculatura, las neuronas sensoriales son las que reciben información del exterior del cuerpo mediante el tacto, el gusto, la vista y la transmiten al sistema nervioso central, las interneuronas conectan a las neuronas con otras neuronas y se encargan del aprendizaje, la percepción, los recuerdos, las decisiones y otro tipo de conductas complejas.

Lesiones del sistema nervioso por golpes

Las lesiones al sistema nervioso central pueden dañar tejidos del cerebro o la médula espinal. En el caso de ser lesiones leves de las cuales puede recuperarse o bien generar discapacidad permanente e incluso la muerte.

Las lesiones al cerebro y la médula espinal comúnmente se deben a accidentes como caídas, choques de automóviles, accidentes deportivos, o algún tipo de golpe fuerte en la espalda o el cuello. Estas lesiones son evitables tomando medidas preventivas.

Enfermedades del sistema nervioso

La muerte de células o neuronas del sistema nervioso central puede deberse a varias causas.

El abuso de drogas o cualquier tipo de sustancia que acelere o altere el funcionamiento de las células del sistema puede terminar en la muerte de gran cantidad de ellas y con cada exceso aumentará el número de células muertas que puede llegar a concluir por desencadenar una lesión permanente, ya sea del aprendizaje, la conducta, la atención y muchos otras habilidades que las personas necesitan para su vida diaria.

Algunas enfermedades del sistema nervioso son la “encefalitis” es una inflamación del cerebro que puede deberse a alguna infección viral con síntomas como cefalea, dolor de cuello, somnolencia, náusea y fiebre.

La “meningitis” una inflamación de las meninges (membranas) del cerebro y de la médula espinal que puede ser causada por bacterias o virus y entre los síntomas se encuentran la fiebre, vómitos y rigidez del cuello. El “mal de Alzheimer” muy común en mayores de 65 años. El “síndrome de Tourette” es un trastorno neurológico hereditario que puede presentarse en la infancia caracterizado por tics físicos y/o verbales.

La “epilepsia” un desequilibrio en la actividad eléctrica de las neuronas de alguna zona del cerebro que puede generar convulsiones recurrentes.

Los “accidentes cerebrovasculares” (ACV) suceden por la interrupción de la llegada de sangre al cerebro y puede deberse al bloqueo de algún vaso sanguíneo por una trombosis o rotura. y al no recibir suficiente oxígeno, el cerebro provocando la muerte de células cerebrales. La “paraplejia” es una enfermedad por la cual la parte inferior del cuerpo queda paralizada y carece de funcionalidad.

Existen muchas otras enfermedades o discapacidades originadas por afecciones del sistema nervioso.

Buscar el balance entre las emociones, el estrés, el deporte, hábitos alimenticios y excesos en general puede ayudar a prevenir cualquier daño al sistema nervioso.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show