Desesperada búsqueda de Melany Aguiar, la estudiante de la UBA desaparecida el viernes
BuscanAMelany

Desesperada búsqueda de Melany Aguiar, la estudiante de la UBA desaparecida el viernes

Qué pasa.  Ya pasaron cuatro días y los investigadores aún no consiguen dar con el paradero de Melany Aguiar, la joven de 19 años que fue vista por última en la Facultad de Agronomía, donde cursa el CBC de Medicina. Anoche, entre lágrimas, la mamá le envió un mensaje a través de las cámaras de televisión: "Quiero saber que está bien. Tenés una familia que te ama con todo el corazón. La amamos todos. Todo el mundo la está buscando". 

Por estas horas, la policía y la fiscalía analizan todas las cámaras de seguridad de las zonas por las que estuvo Melany. También hicieron rastrillajes con perros en las cercanías de la Universidad y trabajan con la División Cibercrimen investigando las redes sociales de la joven, que se encuentran "sin actividad".  Concretamente encontraron 4 perfiles de Melany, que su familia desconocía. 

La pista de la tarjeta SUBE. El último rastro de Melany se obtuvo mediante el historial de la tarjeta SUBE, que indica que la tarjeta se utilizó a las 7.54 en un colectivo de la línea 78, en dirección hacia Boulogne.

Cómo viene la investigación. La policía detuvo el domingo a la ex pareja de Melany, un joven venezolano con el que testigos aseguran que tenía una relación “tóxica”. Este hombre fue liberado ese mismo día al no encontrarse nada concreto que lo incrimine con la desaparición. Del domicilio se le secuestró el teléfono y una computadora.

Así mismo, la Policía allanó la casa de otro hombre en Boulogne, a quien Melany había conocido a través de una aplicación de citas. Allí no se encontraron rastros de ella, pero la policía secuestró en esa casa los celulares que este hombre comparte con su hermano. Los dos hermanos fueron demorados unas horas pero los liberaron al no encontrar elementos vinculados con Melany. La policía le mostró las fotos de los celulares encontrados en esa casa a la madre de Melany pero ella no los reconoció.