Qué pasó. Una nena de 8 años que padece síndrome de West y Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) fue echada de un restorán del barrio porteño de Palermo por haber entrado al local con su perro de asistencia. La repudiable decisión la tomó el encargado del lugar, quien expulsó a la niña al grito de " “¡Tomátela de acá! ¿qué hacés con un perro acá adentro?”.

Qué dijo la mamá de Lola. Laura Fernandez Lugli contó que la situación "fue muy angustiante" tanto para ella como para su hija, para quien su perro es parte de la terapia que la ayuda a estar mejor. En conversación con TN, la madre de la nena relató: “El encargado empezó a los gritos. Nos maltrató. ‘Estás loca, ¿cómo vas a traer a un perro acá adentro?'".

"¡Por favor difundir! Ellos son perros de asistencia para personas discapacitadas. En este caso mi hija, con Síndrome de West Y TGD. Ayudame a concientizar para que no nos nieguen más la entrada a lugares con nuestros hijos o familiares o en primera persona", contó la mujer a través de Facebook.

Qué dijeron desde el restorán. Luego del escandaloso episodio, desde el Rey del Vino le pidieron disculpas a la familia y aseguraron que ya están "tomando medidas" para que este tipo de episodios no se repitan.