Qué pasa. Según la Asociación Argentina de Electrodependientes, hay 1670 personas que completaron la solicitud para estar en la lista de usuarios que necesitan de suministro eléctrico constante para vivir, pero que todavía no fueron registrados. Esta situación era la de Valentino Ladislao, un nene de 5 años que padecía parálisis cerebral y falleció este fin de semana porque se cortó la luz de la casa en donde vivía, en Lomas de Zamora. Según contaron sus familiares, debían 60 mil pesos de luz. Edesur dijo que no tenía constancia de que en esa casa vivía un paciente con electrodependencia. 

Qué es la electrodependencia. Es una condición de ciertas personas, que por una deficiencia en su salud requieren de la utilización de un dispositivo eléctrico, con suministro constante y en niveles de tensión adecuados. Su supervivencia depende del correcto funcionamiento de los mismos.

Qué dice la ley de electrodependientes. Desde mayo de 2017 hay una ley para que la luz sea gratuita en estos casos. Pero para acceder a ese beneficio hay que inscribirse en el Ministerio de Salud. "Hay que llenar un formulario, que incluye la firma de una constancia médica. En 20 o 30 días te tienen que contestar pero hay muchas solicitudes demoradas", explica Mauro Stefanizzi, de la Asociación Argentina de Electrodependientes.

"1114 personas fueron incorporadas de un total de 3100 expedientes que ingresaron. 116 fueron negados, y 200 no pudieron procesar porque estaban incompletos. Quedan 1670 solicitudes por procesar y obviamente esto crece día a día", agrega Stefanizzi. Son todos casos potencialmente similares al de Valentino.

"Lo que sucedió fue una larga cadena de responsabilidades que comienza con el incumplimiento del Estado donde dice que el poder ejecutivo deberá desarrollar las campañas de difusión y concientización. Eso nunca se hizo ni se asignaron las partidas presupuestarias. Y todavía hay 6 provincias que no se adhirieron a la ley sancionada hace más de un año", denuncia Stefanizzi.