Qué pasó. La marca de cuadernos Rivadavia busca pelearle un poco el estrellato que Centeno y toda la investigación judicial le dio a Gloria. A través de una campaña que invoca sensibilidad y nostalgia escolar, un video muestra cuadernos de primaria con las hojas escritas. La caligrafía es pueril, con esa inconfundible cursiva a medio dominar, tan típica de los chicos. Y los dibujos, las primeras cuentas, los mapas. De fondo, el Himno Nacional Argentino.

No cabe duda que en las últimas semanas la archimencionada palabra “Gloria” estuvo en boca de todos, “gracias” a la elección particular de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, cuando decidió plasmar, los movimientos de corrupción que veía.