“No son de porcelana…”: Cómo se gestó la campaña de Tulipán para responderle a Abel Albino
LegalizaciónDelAborto

“No son de porcelana…”: Cómo se gestó la campaña de Tulipán para responderle a Abel Albino

Las controvertidas declaraciones de Abel Albino en el Senado generaron un rechazo casi unánime y también una reacción instantánea de la marca de preservativos Tulipán, que aprovechó para colar su mensaje en redes sociales. 

En A24.com hablamos con Ramiro Rodríguez Cohen, vicepresidente creativo de BBDO, la agencia de publicidad que ideó la campaña. Lograron 25 mil compartidos en Facebook y unos cuantos retuits elogiosos. 

¿Cómo se les ocurrió la campaña?

Con Tulipan estamos muy atentos a lo que pasa en redes, aunque no es que estamos todos los días pensando una campaña con el tema del día. Cuando pasa algo que tiene que ver con el producto, con la idea del "placer seguro" y del concepto de la marca, tratamos de estar presentes.

¿Y en este caso cómo fue la decisión de meterse con este tema?

Las declaraciones fueron al mediodía y en un par de horas ya vimos que había para laburar sobre eso. Hay una maduración del tema en redes: a las dos horas, cuando está instalado ya podés hablar de "porcelana" y todo el mundo sabe de lo que estás hablando.

Se trabaja con una lógica casi periódistica, en el sentido de tomar un tema de la coyuntura y resolver en un par de horas.

Algo así, aunque tratamos de no subirnos a cualquier ola. Para nosotros tuvo un costo casi nulo de producción, son apenas un par de posteos en redes, pero resultó un éxito. El hecho de que sea un cliente chico y no haya una cadena de aprobaciones muy larga también ayudó. Se lo mandás al cliente, aprueban y salimos.   

¿Cómo es para la agencia el día después de pegar un hit?

Ya habíamos tenido una repercusión similar cuando Scioli dijo que había caído la venta de preservativos porque la gente estaba triste por la crisis económica, y por eso tenía menos relaciones sexuales.  Ahí también habíamos logrado trascender. 

Scioli respondió esto:

Y Tulipán redobló la apuesta:

¿Es complicado hacer publicidad hoy, sin caer en lo políticamente correcto?

Es muy difícil hacer algo relevante y no molestar a nadie. Es un desafío y muchas veces tratas de simplificar todo diciendo "bueno, es un chiste". Yo mismo veo campañas que hicimos hace algún tiempo y pienso que hoy no las podríamos volver a hacer. La gente está muy sensible con algunos temas pero después cuando profundizas entendés porque esa sensibilidad está bien. Las personas que "exageran" un poco esa sensibilidad lo hacen para que realmente se entienda que de una vez por todas hay temas y cosas que están cambiando.

Además, más allá de la marca, la publicidad cumple también una función social

En este caso sí. Obviamente la campaña es algo que gusta, que entretiene, pero también pasa un mensaje claro, porque lo que estaba diciendo este señor era una locura.