icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Qué pasó con el acompañamiento terapéutico en pandemia?

¿Qué pasó con el acompañamiento terapéutico en pandemia?
El aislamiento social cambió la modalidad de trabajo de los acompañantes terapéuticos.

La situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio representó un gran desafío en todos los dispositivos y para todos los profesionales y trabajadores de la salud mental. Los acompañantes terapéuticos no fueron la excepción y también tuvieron que repensar sus formas de intervención y tratamiento de los pacientes.

El acompañamiento terapéutico es un dispositivo que acompaña a pacientes con diferentes problemáticas asociadas a la salud mental y a la discapacidad en sus actividades de la vida diaria, y tiene una función estrictamente terapéutica. Es una “muleta simbólica” que sirve de apoyo y contención para las personas en determinado momento de su vida y que, como toda muleta, tiene la pretensión de dejar de ser utilizada cuando el paciente se encuentre en condiciones de “andar solo”.

En pandemia, la gran mayoría de los pacientes que recibían ese apoyo en sus hogares o domicilios de internación empezaron a ser acompañados bajo la modalidad remota a través de los recursos y los dispositivos con los que cuentan: videollamadas, comunicaciones telefónicas, juegos online. Los encuentros se mantuvieron fundamentalmente a distancia, buscando la forma de sustituir la presencia del acompañante terapéutico a través de la virtualidad.

Actualmente muchas personas cuentan con acceso a un celular, una computadora, aunque sea un teléfono de línea. Sin embargo, hay muchos pacientes que, ya sea por encontrarse institucionalizados, por falta de recursos económicos o por encontrarse dentro de un grupo etario muy mayor, plantearon un desafío relativo a la posibilidad de mantener el acompañamiento terapéutico bajo la modalidad virtual.

Para ellos, el acompañamiento terapéutico viró hacia la modalidad extramuros. Se sostuvieron los vínculos de los pacientes con sus acompañantes terapéuticos a través de correspondencias, dejando en la puerta de la residencia o la clínica en la cual permanece el paciente, cartas acompañadas de cuadernillos y elementos para que puedan desarrollar las actividades que venían haciendo hasta el inicio de la cuarentena de manera autónoma.

Una de las características más importantes de esta modalidad fue instalar la repetición en la visita, que todas las semanas el acompañante se acercara a dejar la correspondencia para su paciente y retirara la devolución que aquel le hubiese dado, generando un intercambio y una comunicación de una manera tradicional y efectiva. Lo más importante y que fue el objetivo del acompañamiento terapéutico en esta cuarentena era que los pacientes institucionalizados o totalmente aislados por su edad o condiciones preexistentes pudieran mantener el lazo social.

La pandemia del coronavirus constituyó un evento social e histórico inolvidable que enfrentó a la humanidad ante las ventajas y las desventajas de la virtualidad. En lo que respecta al acompañamiento terapéutico, una de las ventajas más importantes de la virtualidad y de la propuesta “extramuros” es la posibilidad de llegar a más lugares, a más personas y en más momentos de su cotidianeidad, acortando distancias y acercando recursos y generaciones.

*La autora es psicoanalista, especialista en niñez y adolescencia y directora de Désir Salud.

por Florencia Casabella
SUBIR

Poder

Ovación

Show