Qué pasó. El joven, de 24 años, había viajado en un crucero a Ilha Grande, en Brasil, y no se había vacunado porque solo iba a bajar un par de horas a "tierra firme". Fue picado por un mosquito que le transmitió la enfermedad y su cuadro derivó en un trasplante de hígado.

Cómo sigue su estado. La intervención se hizo en el sanatorio La Trinidad Mitre y, si bien el paciente respondió bien al trasplante, todavía resta esperar su evolución. Este el sexto trasplante de hígado a nivel mundial derivado de un cuadro de fiebre amarilla.