Qué pasa. A partir del 28 de julio ya no habrá más trámites engorrosos o esperas maratónicas en el teléfono. Desde esa fecha las empresas de telefonía, internet y televisión deberán tener en sus páginas web un botón para darse de baja automáticamente, aunque haya deudas pendientes.

Qué más. Además de facilitar estos trámites, las empresas deberán tener habilitado la atención al cliente vía telefónica al menos ocho horas por día. Además, se creará una base de datos  en donde la persona deberá completar: número de cliente, fecha de contratación del servicio, fecha y hora de solicitud de baja, código de rescisión y modo en el que concluyó el trámite.