Qué pasó. La modelo Mara Martin recorrió la pasarela durante la presentación del número especial de la revista Sports Illustrated, dedicado a  el domingo de noche con un bikini dorado y su bebé Aria prendida de su teta. La bebé tenía un pañal verde con lentejuelas y llevaba auriculares que la aislaron de la fuerte música ambiente y de la ovación que le dio el público a su madre.

Qué dijo. "No puedo creer que haya tantas noticias sobre mí y mi hija por hacer algo que hago todos los días. Estoy agradecida de poder compartir este mensaje y espero ayudar a normalizar la lactancia materna, y mostrarle a los demás que las mujeres lo pueden todo", agregó. "La verdadera razón por la que estoy sorprendida por la repercusión y por los titulares es que lo que yo hice no debería tener repercusión ni titulares. Es algo normal".

Sin embargo, entre la avalancha de elogios, la modelo recibió críticas en las redes sociales. Algunos comentarios calificaron la escena como "desagradable" o "repugnante" y un usuario incluso fue más allá: "La masturbación también es natural, ¿deberíamos verla en la pasarela?".