Crisis en Medio Oriente

Afganistán: Estados Unidos atacó a Isis con un dron como represalia por los atentados y avanza el retiro de tropas

Biden había asegurado que perseguiría a los responsables de los ataques que dejaron 13 militares estadounidenses muertos. Gran Bretaña ya empezó a replegar sus fuerzas.
Las imágenes de los atentados en Afganistán siguen impactando mientras Washington lanzó la primera represalia conttra el EI.

Las imágenes de los atentados en Afganistán siguen impactando mientras Washington lanzó la primera represalia conttra el EI.

Mientras avanza el anunciado repliegue de tropas y en medio de la tensión por los atentados extremistas islámicos en Afganistán, el Ejército estadounidense atacó con un dron a un miembro del Estado Islámico (EI) señalado como uno de los "organizadores" de estos atentados.

Embed
Afganistán: Estados Unidos atacó a Isis con un drone por los atentados contra sus fuerzas.

Así lo confirmó el Pentágono, días después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asegurara que su país perseguiría a los responsables de los atentados que dejaron decenas de muertos incluidos 13 militares estadounidenses, en el peor golpe recibido en Afganistán en una década.

A raíz de esto, Estados Unidos lanzó un dron al este de Kabul, en la provincia de Nangahar, contra lo que el Pentágono describió en un comunicado como "un organizador" de la rama afgana del EI-K (Estado Islámico-Khorasan), quien sería la única víctima del ataque, informó la cadena de noticias CNN.

Repliegue y evacuación

En tanto, Gran Bretaña empezó a repatriar a sus soldados del país asiático mientras finaliza su operación de evacuación desde el aeropuerto de Kabul. Según confirmó la agencia de noticias AP, un avión de la fuerza aérea con soldados a bordo aterrizó en la base de Brize Norton, al noroeste de Londres, el sábado en la mañana. Las tropas forman parte de un contingente de 1.000 instalado en la capital afgana para ayudar a organizar la salida.

Los vuelos para sacar a ciudadanos británicos y afganos del país han terminado prácticamente, aunque el jefe de las fuerzas armadas, el general Nick Carter, dijo que habría “muy pocos” más el sábado.

Gran Bretaña ha evacuado a más de 14.500 personas desde Kabul en las dos últimas semanas, pero alrededor de 1.000 afganos que optaban a viajar al país se han quedado atrás. El primer ministro, Boris Johnson, prometió el viernes que “moverá cielo y tierra” para llevar a más gente de Afganistán a Gran Bretaña por otros medios, pero no ofreció detalles concretos.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo por su parte que aún había 5.400 personas dentro del aeropuerto de Kabul y que continuará sus evacuaciones por aire "hasta el último momento", al tiempo que aclaró que el viernes hubo solo un atacante suicida -y una sola explosión- en una entrada del aeropuerto, y no dos como había dicho inicialmente. Y a última hora de la tarde, la Casa Blanca informó que los evacuados en las últimas 12 horas superaron los 4.200.