Congreso CREA 2022

Andrés Malamud: "Sin el campo no se puede, pero con el campo solo no alcanza"

En el primer día del Congreso CREA que se realiza en Palermo, el analista internacional fue uno de los más buscados por un público que superó las expectativas.
Malamud le habló a los productores: sólido acto del campo en La Rural. 

Malamud le habló a los productores: sólido acto del campo en La Rural. 

Los productores agropecuarios volvieron congregarse en Palermo, cuna del agro en la ciudad. Esta vez, el Congreso CREA 2022 reunió a miles de personas que se acercaron a los amplios salones de la Sociedad Rural Argentina. Una de las personalidades destacadas entre los oradores fue Andrés Malamud. El analista internacional habló del rol del campo y los productores en el panorama geopolítico y planteó tres consignas: “El mundo que viene es un mundo de desacople, riesgo e irrelevancia”. Y aseguró que “Sin el campo no se puede, pero con el campo solo no alcanza”.

“El desacople es la globalización que no funciona como si el mundo estuviera unido. Porque pese a que todavía tenemos una visión optimista de las cosas, y en eso es muy importante el transporte y las comunicaciones. Pero eso sucede cada vez menos y por lo tanto es difícil diversificar”, planteó Malamud, licenciado en Ciencia Política por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y doctorado en el Instituto Universitario Europeo.

Si bien nació y se crió en Olavarría, en el corazón agroproductivo de la Provincia de Buenos Aires, en la actualidad reside en Lisboa, Portugal, y es investigador principal en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de esa ciudad. Es una de las voces a las que más recurren los medios y organizaciones a la hora de poner una pausa y pensar en la coyuntura. Malamud esta vez viajó especialmente hacia Buenos Aires para el Congreso CREA 2022.

CREA - Día Uno.jpg
Gran concurrencia de público en el Congreso CREA en La Rural.

Gran concurrencia de público en el Congreso CREA en La Rural.

“En tanto que el riesgo, ¿a qué se contrapone? Es lo contrario al costo. Venimos de un mundo en el cual la eficiencia era fundamental. Hacer un ‘costo beneficio’ definía el resultado de nuestras acciones. Ahora, tenemos en cuenta a los riesgos. Es pagar un poco más para estar mas seguros de que no nos vamos a morir de hambre si se corta la cadena de suministro”, opinó.

Y puso el foco en uno de los abordajes que más llamó la atención entre los presentes: lo que Malamud entiende como la “irrelevancia” de la región en el plano mundial.

“Yo creo que Argentina es ligeramente irrelevante, algo que no es necesariamente mal”, estimó ante más de 5.000 personas que colmaron uno de los amplios salones de La Rural. "Cuando hablo de irrelevancia digo que es relativa. América latina es menos relevante que antes y menos relevante que otros, pero no es absolutamente irrelevante, y sobre todo en lo que tiene que ver con alimentos o energía. Es muy relevante. Brasil es una potencia económica y exportadora en agricultura, y en realidad es un porcentaje ínfimo en el comercio global”, calculó.

Y continuó: “Solo que con ese porcentaje ínfimo alimenta a los chinos, que alimentan a los cerdos. Sin Brasil no habría suficientes vitaminas en China pero mientras tanto es fundamental. No es que en la región estamos inventando las patentes, ni los cohetes, ni el 5G, ni eso que se supone que es la economía moderna. Pero estamos produciendo lo fundamental para la subsistencia, pero si lo ponemos en la canasta, somos la menos relevante, no es que no cambia nada si nos sacan del globo, pero si sacan a otras regiones, cambia más”, comparó.

SOJA TRIGO MAIZ GIRASOL .jpg
La producción en el campo, en el centro de la escena en el Congreso CREA.

La producción en el campo, en el centro de la escena en el Congreso CREA.

El campo, la Argentina y el impacto del atentado a Cristina Kirchner

“Hay una Argentina que duele. Nosotros teníamos la Argentina de Mafalda en la cabeza, la Argentina que creía que esforzándose se compraba el auto, y se iba de vacaciones, y mejoraba, estudiando. Un modelo de movilidad social que hacía creer que los hijos iban a tener un pasar mejor que el de los padres. Y hoy hay una percepción generalizada en la Argentina de que los hijos van a vivir peor que los padres. Y si pueden, emigrar. Esto lo dicen entre todos los estudios de opinión entre un 70% y un 80%. Eso es lo que duele, la Argentina que creímos haber sido y ya no es. Pero terminamos con la nota positiva, podemos ser”, aseguró.

¿Las razones de esa situación? Malamud señaló que "a partir de 1930 en el país se rompieron dos condiciones elementales para lo que siguió después a lo largo del siglo XX".

“Ese año pasan dos cosas: la crisis financiera internacional nos deja afuera del sistema de preferencias británico. Y también la ruptura de la democracia. Se rompen esos dos consensos básicos, el de la Argentina agroexportadora y la democracia constitucional”, reflexionó.

Saludo Macri Cristina.jpg
La disputa de poder entre el oficialismo y la oposición, la mirada sobre el campo y el mundo. La voz de Andrés Malamud en CREA.

La disputa de poder entre el oficialismo y la oposición, la mirada sobre el campo y el mundo. La voz de Andrés Malamud en CREA.

“Después de 53 años, en el 83’ reconstruimos el consenso democrático. Pero todavía no encontramos un modelo económico, y desde el 30’ en adelante lo que apostamos es en el industrial sustitutivo, que funcionó hasta el 1975, pero se agotó. Hay que entender que sin el campo no se puede, pero con el campo solo no alcanza”, planteó. La terminología coincide con aquella con la cual el Presidente Alberto Fernández planteó antes de ser elegido por la vicepresidenta como el candidato del Frente de Todos, en 2019. "Sin Cristina no se puede, y con Cristina sola no alcanza", había mencionado.

Por eso el atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner también fue materia de análisis en CREA. A24.com Agro consultó a Malamud si ese mencionado consenso democrático corre algún tipo de riesgo a la luz de los hechos sucedidos en Recoleta y de la investigación que dirige la jueza María Eugenia Capuchetti.

“Se suele decir que la democracia es frágil, pero son sistemas muchos más sólidos de lo que parecen. La democracia es resiliente, se dobla y después se vuelve a la posición. Le tengo bastante fe a la democracia para resolver los problemas que tiene, que son problemas de calidad y de insatisfacción muy grandes. La gente no está satisfecha con la democracia en alto porcentaje, pero no con el régimen. Es con los gestores del régimen”, planteó.

Y concluyó: “Y esto queda muy claro cuando se les pregunta y responden “no queremos que vuelvan los militares”, queremos que se vayan estos tipos y vuelvan mejores. No es antidemocracia, es antiestablishment en todo caso. Y ahí es cambiar la solución, que es cambiar a los que están”.

Se habló de
s