AGRO Y CLIMA

La incertidumbre del trigo: en una nueva temporada de sequía, espera por más lluvias que compensen las pérdidas

El trigo atraviesa una campaña seca, con escasa reserva de agua en los suelos. Las zonas más afectadas.
El trigo sufrió la falta de lluvias que dejó la sequía de La Niña. 

El trigo sufrió la falta de lluvias que dejó la sequía de La Niña. 

Los productores agropecuarios que apostaron por el trigo viven una temporada a plena incertidumbre. La falta de lluvias en gran parte del país, o lluvias con escaso resultado en la humedad de los suelos producto de un nuevo año bajo los efectos de “La Niña”, hizo que un alto porcentaje de lotes sean hoy considerados de regulares a malos por la Bolsa de Cereales. La entidad porteña aseguró que “para frenar el deterioro será necesario contar con nuevos eventos de precipitaciones”.

“En el caso de trigo el aumento de las temperaturas comienza a acelerar el desarrollo. Sin embargo, la alternancia de esas temperaturas con los eventos de heladas compromete la condición del cultivo, sobre todo en los cuadros más desarrollados, los cuales se concentran fundamentalmente en el centro-norte del país. En aquellos sectores donde la situación de sequía es más extrema, por no haber recibido lluvias en prácticamente todo el ciclo, las heladas han provocado daños irreversibles en espigas e incluso pérdidas de área”, apuntaron los especialistas.

Cuadro trigo.jpg

¿Cuántos lotes son los que deben concentrar la mayor atención de los productores? A la fecha, el 17 % del cultivo se encuentra transitando desde encañazón en adelante.

“Debido a la falta de humedad, el 33,1 % del área presenta una condición hídrica entre “Regular” y “Seca”. Sumado a ello, los recientes eventos de heladas han producido desde quemado de puntas de hojas hasta daños totales de espigas, anulando la posibilidad de cosecha de los lotes más afectados”, informaron.

Al menos un 23,7 % del área en pie presenta una condición de cultivo “Regular/Mala”. Por eso la esperanza de los productores está puesta en la primera quincena de septiembre, donde se esperan eventos de lluvias moderadas a escasas sobre el centro y sur del área agrícola que podrían favorecer la recuperación del cultivo.

Cosecha de trigo
El trigo de la zona sur del área agrícola, en mejor estado que el del resto del país.

El trigo de la zona sur del área agrícola, en mejor estado que el del resto del país.

Trigo: las zonas más comprometidas

La Bolsa porteña informó que sobre el norte del país, a la ininterrumpida falta de lluvias se suma el aumento de las temperaturas, interrumpido por eventos de heladas, que han llevado al 66% del área a una condición de cultivo Regular/Mala. “Este escenario compromete particularmente al 60% del área que ya se encuentra en etapas críticas, donde ya se estiman mermas de rendimiento y pérdidas de superficie”, remarcaron.

“En la provincia de Córdoba, la situación se perfila similar: la alternancia entre temperaturas altas y eventos de heladas ha provocado daños irreversibles en algunos cuadros, que han sido destinados a pastoreo”, contaron.

En Santa Fe y el resto de la zona núcleo, a pesar de las heladas, luego de las últimas lluvias la condición del cereal se mantiene relativamente estable, aunque serán necesarios nuevos eventos que acompañen el desarrollo del cultivo.

“Al sur del área agrícola el nivel de reservas hídricas para el cereal es mayor. Y dado que allí el 99% del área aún no transita etapas críticas, más del 95% de la superficie mantiene una condición de cultivo Normal/Excelente”, sintetizaron.

Se habló de
s