PRODUCCIONES

Un empresario del agro pidió un "Nunca más" para las políticas que "distorsionan a la producción"

"La microeconomía nunca va a ser pujante si no hacemos estas reformas impositivas", se pidió durante en la última edición de Argentina Visión 2040.
Estancia del Lago

"Estancia del Lago", la impresionante obra de producción tambera de Extraberries en Uruguay.

El enunciado de Adolfo Storni, CEO de la empresa Extraberries, durante la última edición del evento Argentina Visión 2040 que se realizó en el Auditorio de la Sede de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue uno de los más aplaudidos. Los 14 minutos de oratoria del titular de una de las empresas del rubro frutícola con producción en Río Negro, Salta, Chubut y Entre Ríos fue de lo más valorado por el público, compuesto mayormente por empresarios. Allí, Storni afirmó que “Desde la política hace falta un “Nunca más” de todas las políticas distorsivas”.

“La apreciación cambiaria como antiinflacionaria la venimos usando desde la década del 40’. Y siempre fracasó. Tenemos impuestos distorsivos, hay más de 170 impuestos para la producción, y por ejemplo el IVA lo cobramos a 18 meses. Y eso, cuando hay una inflación del 80% y tenés que pedirle plata al banco a una tasa enorme, quiere decir que lo que era un crédito termina siendo un costo”, graficó el líder de una de las firmas que se destaca por su producción de arándanos y cerezas de exportación.

Sin embargo hay otros productos que se destacan en su plataforma de negocios y su producción diaria. Extraberries también se vuelca a las peras y las manzanas en al Alto Valle del río Negro, como también higos y un viñedo ubicado en Chubut que derivó tiempo después en lo que hoy es la bodega más austral del mundo.

peras y manzanas.jpg
Peras y manzanas, entre lo más destacado de la producción de Extraberries.

Peras y manzanas, entre lo más destacado de la producción de Extraberries.

Por eso, Storni resaltó que en la actualidad la Constitución Nacional es “federal, pero no lo aplicamos”. Este fin de semana sumó su palabra a La Red Rural (AM 910), en una entrevista en la que sostuvo que "todas las provincias argentinas pueden ser autosustentables. Pero hay algunas que son muy ricas y que sin embargo viven de la limosna del Estado nacional".

“Me da vergüenza explicar por qué la Argentina se da el lujo de no poder exportar algo, o poner un cupo. Hay necesidad de reformas porque la microeconomía nunca va a ser pujante si no hacemos estas reformas impositivas”, apuntó.

Y apeló a la ironía: “¿Te movés? Impuesto. ¿Tenés? Impuesto. Si me va bien, impuesto. Porque si no me va bien no pago impuesto”.

Las líneas de producción de Extraberries en la actualidad trascienden a lo que se realiza en el país, y por eso Storni remarcó la importancia de “copiar” ciertas medidas de países vecinos y replicarlas en la producción argentina. “En Uruguay tenemos varios emprendimientos vinculados a la fruta, la ganadería y la agricultura”, enumeró.

fe193d69-adolfo-storni.jpg
Storni pidió por un

Storni pidió por un "Nunca más" para políticas que afecten a la producción.

“Allí la empresa más disruptiva y emblema que tenemos es “Estancia del Lago”. Se trata de un proyecto agroindustrial que en definitiva es un tambo, pero que hacia atrás tiene producción de alimentos y un negocio ganadero”, remarcó. El establecimiento genera biogás y cuenta también con una planta de leche en polvo.

“Hoy somos el principal productor de leche de Uruguay, somos el tambo más grande de Sudamérica”, destacó Storni, quien en otros pasajes de su vida empresarial desarrolló gestiones también en Brasil, Perú y Chile. “’Ustedes los argentinos son unos fenómenos’, nos suelen decir. Eso es porque los argentinos no nos sentimos derrotados, a lo sumo migramos. Pero nadie se achica. Pero esto pasa porque la macroeconomía es una mochila. Es insostenible un gasto público que es casi el 40% del PBI”, cargó.

Por eso Storni fue directo y sostuvo: “desde la política hace falta un “Nunca más” para todas las políticas distorsivas”.

“Hay una enorme oportunidad, no solo en la agroindustria. Pero no la estamos aprovechando. Argentina tuvo 4 vientos de cola bien marcados: en la década del 40, en la del 70, a principios del 2000 y ahora. Pero los desaprovechamos a todos. No es inventar la pólvora sino mirar lo que ha funcionado en otros lados. Con tres o cuatro medidas de los vecinos, ya estamos. Pero sin embargo nos autolimitamos. Somos el único país que se autolimita y no quiere salir del subdesarrollo”, cerró.

Se habló de
s