Ricardo Melogno, el asesino de taxistas que inspiró la historia de “Magnetizado” | A24
NadieNaceLector

Ricardo Melogno, el asesino de taxistas que inspiró la historia de “Magnetizado”

Nuestro Club de lectura en Facebook empezó con "Magnetizado", una "crónica sin cronista", según definió su autor, Carlos Busqued. El libro está construido a partir de una serie de entrevistas con Ricardo Melogno, el autor de cuatro asesinatos a taxistas que ocurrieron a lo largo de una semana, en septiembre de 1982.

Según consta en el libro, "solo tres de los cuatro asesinatos trascendieron públicamente" y todos fueron en un radio no mayor a las 15 cuadras. Los investigadores empezaron a sospechar que podía tratarse de un asesino serial y a pesar de armar un operativo cerrojo en el barrio de Mataderos, no pudieron detener al atacante.

El caso se resolvió el 15 de octubre, cuando un hermano de Melogno se presentó en Tribunales para decir que el "asesino de taxistas" estaba en su casa, desayunando con su padre. Así reflejaron los medios de la época su detención. 

"Ricardo Luis Melogno fue interrogado a lo largo de seis horas, durante las cuales confesó ámpliamente los hechos y fue revisado por los médicos forenses. Durante la indagatoria se lo observó muy tranquilo, sin ponerse nervioso en ningún momento. Cuando se le preguntó por qué había cometido los crímenes, se negó a responder". 

Clarín, 17 de octubre de 1982.

Según testimonios recogidos, es un muchacho raro, con notorios disturbios psíquicos. Lo definieron como muy tímido y retraído, sin mayor relación con los vecinos, a los que prácticamente ignoraba, ni con los muchachos de su edad". 

La Razón, 18 de octubre de 1982.

"En su vida no parece haber datos precisos. Nadie sabe dónde están el padre y su hermano. Como si se los hubiera tragado la tierra. No hay parientes que se muestren, ni nadie que pueda dar una foto de Ricardo Luis Melogno. ¿Dónde está la madre? Incógnita. Una más, que se suma a las tantas que impiden reconstruir la vida de un asesino de apenas veinte años".

Revista Gente, octubre de 1982

Melogno fue declarado inimputable y estuvo internado en la unidad 20 del Hospital Borda desde 1987. En julio de 2011 fue trasladado al programa Prisma del complejo penitenciario de Ezeiza, destinado a pacientes psiquiátricos. Allí se sucedieron las entrevistas con Busqued: más de dos años de charlas que luego derivaron en este libro.