Qué pasó. El gobierno presentó el masterplan que estima una inversión de $ 150.000 millones. Prevé cuadruplicar los espacios de la terminal para poder atender vuelos internacionales y de cabotaje.

Cuándo. Las obras ya empezaron y el plan que presentó el titular del ministerio de Transporte, Guillermo Dietrich, establece que la terminal aérea estará totalmente renovada para 2021.

Cuáles son los cambios. Se demolerá toda la parte construida para el Mundial 78, lo que hoy se conoce como Terminal A pasará a ser para vuelos de cabotaje y habrá dos nuevas terminales que se dedicarán exclusivamente a vuelos internacionales. Hoy se pueden recibir entre 25 y 30 aviones por hora; con la nueva estructura que amplia pistas y posiciones, se podrá llevarlo a 35.

Por qué importa. Las obras forman parte del plan que el Gobierno denomina “la revolución de los aviones”, que aumentará cuatro veces el tamaño actual de la terminal aérea, pasando de las 58.400 metros cuadrado que tiene hoy a tener 217.230 metros cuadrados de superficie. “Básicamente, vamos a hacer un aeropuerto de nuevo”, dijo Patricio Di Stefano, titular del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna).