El salario de los puestos de trabajo del sector público crece por debajo del costo de vida. Tomando como base diciembre de 2016, los sueldos de ese sector crecieron un 33%, mientras que la inflación para ese período fue de 37%.

El salario estatal volvió a perder la carrera contra la inflación a partir de enero de 2018, según datos del Indec.

De los tres salarios estudiados por el organismo, sólo el empleo público perdió contra la inflación en ese período. En cambio los trabajadores del sector privado y los no registrados superaron a la suba de precios, según los datos del ente oficial.

Los sueldos del empleo privado no registrado fueron los que más crecieron: luego de empezar el 2017 con una baja del 1,2%, registraron una suba del 41% en los últimos 16 meses.

Para el mismo período, los salarios del sector privado registrado aumentaron un 38%, un punto por arriba de la inflación.

Dónde se está ajustando. En lo que respecta al empleo público nacional, los salarios de casi todos los sectores fueron reducidos y solo dos percibieron subas: las Fuerzas Armadas y las de Seguridad.

De dónde salen los datos. Ambos surgen del INDEC. Además de la suba de precios, el ente calcula el Indice de Salarios, que estima la evolución de las remuneraciones salariales de cada sector.

Cómo se construye el dato. Para evaluar la evolución salarial en el empleo privado y en blanco, el INDEC realiza entrevistas mensuales a varias empresas.

Para el sector público, el ente aclara en el informe metodológico que "se recaba información en los circuitos administrativos correspondientes del sector público".

Finalmente, la estimación para el empleo privado en negro se realiza sobre la información obtenida en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).