La autoentrevista optimista de Caputo en la que prevé una inflación promedio del 2% en el 3° trimestre
ElRumboDeLaEconomía

La autoentrevista optimista de Caputo en la que prevé una inflación promedio del 2% en el 3° trimestre

Qué pasó. El Banco Central considera que durante el tercer trimestre la inflación estará en un valor cercano al 2% mensual promedio, anticipa un escenario de inflación tendiente a la moderación a partir de julio y sostiene que es necesario mantener un “sesgo contractivo de la política monetaria” en busca de lograr la meta de 17% en diciembre de 2019.

Estos datos surgen del Informe de Política Monetaria, que difundió el organismo presidido por Luis Caputo, que se muestra muy optimista respecto de la baja de la inflación a partir de poner el foco en el uso de herramientas que su antecesor, Federico Sturzenegger, no tenía como prioritarias en su radar y en sus políticas. Por ejemplo, la aplicación de las medidas de control cuantitativo de los agregados monetarios. O sea, controlar la cantidad de dinero que hay en la economía mediante distintos niveles de dinero.

Por qué fue la crisis para el BCRA. Enumeró estos puntos en el informe:

  • Retiro de capitales de los países emergentes
  • El impacto mayor de esos movimientos en la Argentina por los déficits de cuenta corriente y fiscal
  • La sequía, que hizo que se redujeran fuertemente las exportaciones

El BCRA aspiró ayer $73 mil millones mediante operaciones en el mercado secundario de Lebac, más la colocación de pases y Letras de Liquidez (Leliq) a bancos como una muestra más de querer apretar más el torniquete monetario que impida la expansión de la corrida cambiaria de estas últimas semanas.

Acá las preguntas internas que se hizo el BCRA y las respuestas de su presidente adjuntas al informe difundido por la entidad.

¿Qué le parece importante resaltar en este primer Informe de Política Monetaria de su administración?

Es un informe al que lamentablemente le toca relatar las razones de una nueva aceleración inflacionaria, pero que al mismo tiempo describe una progresiva mejora en la perspectiva de precios para los próximos meses, reforzando no sólo el compromiso del BCRA en bajar la tasa de inflación, sino, más importante aún, explicando el conjunto de herramientas que se están utilizando para lograr ese objetivo.

A juzgar por los últimos registros, ¿se puede volver a creer en una baja sostenida de la inflación?

Definitivamente sí. Particularmente porque estamos tomando todas las medidas necesarias para ello. Hemos terminado con el financiamiento del BCRA al Tesoro Nacional, hemos asegurado un fuerte respaldo financiero internacional y, adicionalmente, el Tesoro se ha comprometido a introducir un importante esfuerzo fiscal. Además, la política monetaria seguirá siendo contractiva hasta que sea necesario.

¿Hay algo nuevo en el marco de política monetaria que permita generar una mayor confianza en el BCRA para lograr bajar de la inflación?

Conservamos el régimen de objetivos de inflación, pero en el marco actual creemos conveniente reforzarlo con medidas de control cuantitativos de los agregados monetarios. Por eso, introdujimos dos sucesivas subas de encajes mínimos, al mismo tiempo que establecimos que las tasas de interés relevantes de corto plazo sean consistentes con esta nueva contracción monetaria. Seguiremos monitoreando los agregados monetarios para que no haya ninguna fuente potencial de suba de inflación en el sistema, pero la tasa de interés y las metas inflacionarias seguirán siendo la principal guía de política monetaria.

Entonces, ¿el monitoreo de los agregados no implica abandonar el marco de metas de inflación?

Efectivamente. El marco de metas de inflación descansa mayormente en el rol de la tasa de interés como disciplinador de las expectativas inflacionarias. Pero en situaciones con altas tasas de inflación y volatilidad financiera, es tal vez demasiado exigirle a las tasas que por sí solas cumplan ese rol. Entonces, el seguimiento de los agregados monetarios es un complemento que en ciertas circunstancias puede ofrecer un ancla adicional para las expectativas.

¿Y qué rol cumple el tipo de cambio en el marco de política monetaria?

Nosotros creemos firmemente en la flotación del tipo de cambio porque es el régimen que mejor permite amortiguar los shocks externos.

¿Eso significa que el BCRA no va a intervenir en el mercado cambiario?

No, significa que el BCRA intervendrá en el mercado cambiario cuando considere que haya disrupciones en su funcionamiento.

Para terminar, ¿cree que la inflación va a ir bajando en los próximos meses?

Por supuesto que sí. Sabemos que estos meses han sido difíciles, pero estamos convencidos que las medidas que estamos tomando van en el sentido correcto para lograr una baja sostenida de la inflación.