Qué pasó. El Gobierno prorrogó hasta fin de 2018 el régimen de incentivo a los fabricantes nacionales de bienes de capital, un sistema de reembolsos impositivos que resulta clave para las empresas nacionales de maquinaria agrícola y otros equipos industriales.

Por qué es importante. A partir de esta decisión, los fabricantes nacionales tendrán hasta el 31 de marzo de 2019 tiempo para solicitar el beneficio establecido en este régimen, aunque por las ventas de bienes de capital concretadas hasta el 31 de diciembre de 2018.

Cómo se hace. Contra la presentación de las facturas de venta, los fabricantes de bienes comprendidos en este régimen pueden acceder a "un bono de crédito fiscal transferible, equivalente a un porcentual de las ventas efectuadas".

"El objeto principal del citado Régimen consiste en mejorar la competitividad de la industria local productora de bienes de capital a fin de que pueda participar en condiciones equitativas en la provisión de tales bienes, promoviendo así su fabricación nacional".

Lo aseguró el gobierno en el decreto.