Resultados de inversión: ¿qué te hubiese convenido hacer con $20.000 en enero?
Layer 1
ElRumboDeLaEconomía

Resultados de inversión: ¿qué te hubiese convenido hacer con $20.000 en enero?

¿Qué hubiera pasado si el 10 de enero destinábamos $20.000 en las distintas opciones del inversor minorista (como el plazo fijo, las Letras del Banco Central, las Letras del Tesoro o el dólar)? 

El mejor rendimiento lo brindaron las Letes: los $20.000 invertidos en enero se transformaron en casi $29.000 pesos al 1 de agosto. Dolarizar los ahorros fue la segunda mejor opción, que hubiera resultado en $28.450. Lebacs y plazo fijo habrían resultado en $24.000 y $23.500, respectivamente.

Cómo fue el rendimiento porcentual. En total, las Letes rindieron un 44,3%, el dólar un 42,2%, las Lebacs un 20,3% y el plazo fijo un 17,4%.

Qué pasó con el rendimiento real. Teniendo en cuenta la inflación acumulada de enero a julio, que fue del 19,6%, el plazo fijo fue la única opción que perdió poder adquisitivo, con un negativo del 2,2%. Las Lebacs empataron, ya que rindieron un 0,7% por encima de la inflación.  Letes y la dolarización de los ahorros ganaron esa carrera por 24,7% y 22,4%, respectivamente.

Si bien es jugar con el diario del lunes, dolarizar los $20.000 hubiera permitido hacerse de $30.000, si se aprovechaba el pico de la corrida cambiaria del 29 de junio. Ese día, el dólar cerró a $28,55 para la compra, según el Banco Central.

Cómo hicimos los números. El 10 de enero se licitaron Letras del Tesoro (Letes) a 192 días. El esquema es así: imaginamos una compra de U$S1.000 a pagarse el 27 de julio al precio de U$S990. Eso equivalió a una tasa nominal anual del 2,8%.

Esta operación podía hacerse con pesos, por lo que era una manera de comprar dólares baratos, pero a futuro. Por cada $18.725 invertidos (equivalentes a U$S990 de enero) se pagaron $28.000 (esos U$S1.000 con el dólar del 27 de julio). Por lo tanto, al invertir $20.000, el resultado hubiera sido $28.872.

Para las Lebacs, el sistema es distinto. Para llegar a la cifra final, simulamos reinversiones cada 35 días, utilizando las tasas correspondientes informadas por el BCRA. Lo mismo hicimos para el plazo fijo, pero cada 30 días (lo que agrega una reinversión extra).