Susana Giménez: ¿Cuál era la relación de la diva con Carlos Menem?

Susana Giménez fue una de las personas que formó parte de los allegados de la farándula que tuvieron relación con Carlos Menem.
Susana Giménez y Carlos Menem tuvieron una relación muy particular

Susana Giménez y Carlos Menem tuvieron una relación muy particular

Susana Giménez, la diva incontestable de Argentina, ha compartido con miles de famosos durante su prolífica carrera como actriz y, después, como presentadora. Una de esas personas con las que compartió foco fue con el controvertido expresidente argentino Carlos Saúl Menem.

La relación entre Susana Giménez y Carlos Menem acaparó mucha atención e incluso muchos llevaron a cuestionar si la diva y el presidente tuvieron un romance secreto. Lo cierto es que Su y Menem no tuvieron una relación amorosa pero sí una relación.

La relación de dos de las figuras más reconocidas de la Argentina siempre fue profesional. En el caso de Menem siempre fue un político que le gustaba frecuentar la farándula, y así lo confirman numerosas fotos con estrellas de rock y su participación en los programas de entrevista y variedades de Susana Giménez y Mirtha Legrand donde el político era asiduo.

Susana Giménez siempre recordó a Menem como uno de sus invitados más cómicos de su show y reveló durante una entrevista que cuando acudió a su programa durante todo el tiempo que estuvo al aire no paró de bromear y contar chistes.

La prensa reseñó la amistad de la diva y del presidente argentino en muchas ocasiones, aunque en algún momento se enfrentaban por las portadas de las revistas de corazón que casi compartían sus espacios entre los escándalos que ocasionaron tanto Menem como Su.

Los hombres en la vidad de Susana Giménez

Susana Giménez. La diva de los teléfonos se casó muy joven con el ingeniero Salabayrrousse, apenas 17 años, con quien terminó muy mal y sin un centavo, que la obligaron a salir a trabajar siendo apenas una adolecente y con una hija (Mercedes) a la que crió y educó desde siempre.

Luego mantuvo un romance con el modelo y basquetbolista Norberto Draghi a quien supo denunciar por haberle robado 60 mil dólares de su cuenta bancaria, denuncia que debió rectificar para no ser demandado por su ex que desde España le exigió la desmentida.

Más tarde, en ese raid de amoroso y de desencuentros con los hombres, Susana Giménez se separó de Huberto Roviralta que se llevó 10 millones de dólares en los tribunales argentinos y otros 15 en el exterior y sin tantos abogados.

Luego llegó Jorge Rama, el ex esposo de Eunice Castro, que le robó dos chequeras para hacer negocios oscuros que la involucraron en un escándalo de drogas y narcotráfico, como también en el mundo de las transferencias de jugadores con otro final de la justicia penal uruguaya.

Y como si todo esto fuera poco para Susana Giménez que sigue arrasando en las recaudaciones teatrales de la avenida Corrientes, luego apareció Damián Popiloff, un personaje característico del mundo de las finanzas y las transacciones inmobiliarias que no goza de la mejor reputación en esa lista de pretendientes a la fortuna y el poder económico de Susana no se agota.

Se habló de