Le donó el 70% del hígado

Acto de amor: un jugador dejó el fútbol para salvar a su madre

Robert Peric-Komsic, futbolista de 23 años, le donó el 70% del hígado a su mamá y tuvo que dejar de jugar. "Ella me dio la vida y yo se la extendí", declaró.
Robert Peric-Komsic y su madre. 

Robert Peric-Komsic y su madre. 

En marzo, Robert Peri-Komši, futbolista bosnio, se enfrentó a una decisión difícil, pero su propósito era claro: salvarle la vida a su mamá, incluso si eso significaba dejar su gran pasión. "Mi misión era clara, curar a mi madre. Todo lo demás era menos importante o completamente sin importancia”. El joven futbolista se sometió a una cirugía, donde le extirparon el 70% del hígado, que posteriormente le trasplantaron a Ljiljana, su madre.

image.png

Dejó el fútbol para salvar a su madre: "Ella me dio la vida y yo se la extendí"

Robert Peric-Komsic, es bosnio y en marzo de este año, cuando todavía no había cumplido los 23, decidió jugar el partido más importante de su vida. Dejó de lado su presente como delantero del HNK Cibalia Vinkovci de la Segunda División de Croacia y se sometió a una cirugía, donde le extirparon el 70% del hígado, para donárselo a su madre y salvarle la vida.

Según contó Peric-Komsic, hace 13 años que su madre está enferma y transitó tres procesos de trasplante de distintos donantes, que su cuerpo rechazó. La familia más cercana se convirtió en posible donante, pero, tras encontrar varias incompatibilidades, descubrieron que solo Robert podía salvarla, por lo que tuvo que ponerle un freno a su carrera como futbolista profesional sin garantías de poder continuarla: "Su vida corría peligro, su estómago se estaba llenando de agua y era cuestión de días... En el momento en que supe que todas las demás opciones estaban agotadas, empaqué mis cosas y volé a Estambul. Mi misión era clara, curar a mi madre. Todo lo demás era menos importante o completamente sin importancia", aseguró.

Peric-Komsic ya puede volver a jugar

Más de cuatro meses después del trasplante, Ljiljana se sigue recuperando con su tratamiento de medicación y Robert está listo para volver a jugar al fútbol:"Todos mis hallazgos son normales, el hígado se regeneró casi por completo dos meses después de la cirugía. Creo que jugaré un partido por los puntos muy pronto", expresó.

Para finalizar, el joven futbolista declaró: "Huyendo de alguna historia de heroísmo, hice lo que creía que haría cualquier persona que creció en una familia funcional. Mi madre me dio la vida y yo se la extendí, finalmente consiguió una nueva vida después de 13 años de dura lucha".

image.png

Se habló de
s