Copa de la Liga

Boca e Independiente sin final, Racing sin prejuicios y Colón a un paso

La Copa de la Liga ya tiene a sus finalistas, que llegaron con realidades bien distintas. ¿Se dará la épica de Colón? ¿O Pizzi acallará a todos con el título?
por Hugo Balassone |
El mejor jugador del torneo es el Pulga Rodríguez. 

El mejor jugador del torneo es el Pulga Rodríguez. 

Otra vez, Boca se ahogó en la orilla repitiendo historias del pasado que le recuerdan su propio espanto. La eliminación por penales ante Racing, luego de una pobre imagen durante el juego, marcó ayer el final de una era. Se extingue el tiempo de un plantel que reclama renovación, pero también están bajo observación sus grandes figuras, desde Andrada a Tevez.

El arquero buscará una salida y Boca seguramente aceptará una oferta tentadora. Carlitos, a sus 37 años, debe replantearse si este nivel necesita de un mejor funcionamiento colectivo o ya se le acabó la reserva del tanque. Pero más allá de jugadores que no imponen su jerarquía, el juego de Boca está en deuda desde hace tiempo, aunque Russo crea que cerró un buen semestre.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

El fútbol, caprichoso, se ríe de los prejuicios de los propios dirigentes de Racing. El boicot que se propusieron contra Pizzi en el comienzo de su ciclo merecía esta ironía del destino. Hoy esos mismos dirigentes que emplazaban por un partido al técnico en la previa del partido con San Pablo, lo abrazan por llevarlos a una nueva final.

La Academia ayer casi paga caro el supremo respeto a un Boca que no tenía demasiadas ideas. Sin Arias, baja determinante, el Chila Gómez se convirtió en el héroe de San Juan.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

El Rojo se queda sin final, pero paradójicamente, dejó mejores conclusiones que en muchos triunfos sin sustancia. Tal vez el contexto, y aquel despojo frente a Racing, le dejan mejores sensaciones en esta Copa de la Liga. Aferrado a los dramas de su entrenador, y aquella odisea en Bahía, las fortalezas internas le hicieron creer que podía más de lo que su fútbol indicaba. Morbosos abstenerse, no habrá final de Avellaneda. Para algunos será una pena y para otros un alivio.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

En las puertas de la gloria, otra vez Colón. El equipo de Eduardo Domínguez fue el más parejo en el torneo entre los que llegaron a esta instancia. La vida se debe un café con el Sabalero, eterno claudicante.

El potrero tiene tal vez su último representante en el Pulga Rodríguez, el mejor del torneo. Y otro atorrante como el pibe Farías. Y las manos de Burián, como tantas veces. En un torneo de arqueros protagonistas, el bien y el mal definen por penal, y al fútbol jugaremos cuando se pueda.

Se habló de