Fútbol en pandemia

El alcalde de Cuiabá, ciudad sede de la Copa América, aseveró: "Tener a Messi es un sueño dentro de una pesadilla"

La Copa América se jugará finalmente en Brasil y uno de los gobernantes de Cuiabá se refirió a la presencia de Lionel Messi.
Messi

Messi, la gran atracción de la Copa América a pesar de la pandemia.

El alcalde de la ciudad de Cuiabá, Emanuel Pinheiro, afirmó que la presencia por primera vez de Lionel Messi será un "sueño" para la capital de Mato Grosso en la Copa América Brasil 2021, pero al mismo tiempo aclaró que el momento es de "una pesadilla" debido a la pandemia de coronavirus y el temor a un colapso hospitalario.

" Messi es un sueño para nosotros pero la pandemia es una pesadilla", dijo en diálogo con Télam el intendente Pinheiro, quien se opuso y puso condiciones a la designación de su ciudad como una de las cuatro sedes de la Copa América 2021.

A cambio, quiere que el gobierno de Jair Bolsonaro entregue compensaciones para la población, como por ejemplo más de 600.000 vacunas para aplicar en toda la población de Cuiabá, donde se disputarán cinco partidos y Argentina jugará ante Bolivia en el estadio mundialista Arena Pantanal el 28 de junio.

Ni siquiera el furor causado en el mundo futbolístico local -el Cuiabá ascendió y este año juega en la Serie A de campeonato brasileño- por la presencia de Messi por primera vez en el centro geodésico de Sudamérica le ha quitado al alcalde el repudio a la organización del certamen.

"Van a venir muchas estrellas, tenemos miedo de las aglomeraciones, es un sueño tener a Messi pero no en este momento de pesadilla. Es un orgullo para los cuiabanos tener a semejante estrella, mi hijo dice que no hay mejor que él, tenerlo en nuestro suelo", dijo Pinheiro.

El intendente fue el único de sus pares de las ciudades sede -Rio de Janeiro, Goiania y Brasilia- que se opuso públicamente. A cambio, pidió el envío de 670.000 vacunas para los habitantes de la capital de Mato Grosso, el estado que es la potencia sojera de Brasil y en el cual hay ciudades llamadas "pequeñas Dubai" por la cantidad de millonarios vinculados al agronegocio de una región que también tiene al bioma amazónico.

"De la noche a la mañana fuimos sorprendidos por la Copa América cuando nuestra energía está canalizada en la atención médica y la vacunación. No tuvimos derecho a veto", disparó.