Que pasó. Sergio Romero, hoy desafectado del plantel de Sampaoli por una lesión en la rodilla, tuvo su noche de gloria el 9 de julio de 2014, día en que se jugó la semifinal contra Holanda. Es el día que quedó inmortalizado por la frase de Javier Mascherano antes de la definición por penales: "Hoy te convertís en héroe", le dijo. Romero atajó dos penales y llevó a Argentina a la final.