furioso

Gallardo, en llamas: el Muñeco revoleó el café cuando River malgastó una chance de gol

Marcelo Gallardo, temperamental como se lo conoce, tiro el café que estaba tomando cuando Rollheiser no definió una chance clara.
Gallardo desató su bronca y se la agarró con el café.

Gallardo desató su bronca y se la agarró con el café.

Se sabe que Marcelo Gallardo es un entrenador temperamental, que se enoja fácil y no es la primera vez que se lo ve furioso con alguna situación. El Muñeco vive los partidos a mil pulsaciones por hora.

En el empate sin goles entre River e Independiente Santa Fe en Asunción, Gallardo revoleó el café que estaba tomando en una de las situaciones que marró su equipo en el segundo tiempo.

Benjamín Rollheiser no pudo controlar bien una pelota que, si lo hacía, era una ocasión manifiesta de gol. El Muñeco se lamentó y se descargó tirando su café al piso.

Mirá la acción de Gallardo y el café:

Embed

Se habló de