Gustavo López en Radio La Red: “Que los jugadores digan algo, involúcrense, no sean cagones”
MundialRusia2018

Gustavo López en Radio La Red: “Que los jugadores digan algo, involúcrense, no sean cagones”

En su editorial de cierre mundialista, Gustavo López cuestionó la incidencia de los jugadores en un Mundial que duró muy poco para la selección argentina. “No puede ser que los jugadores manden. Que le ordenen al presidente, sea Segura, Armando Pérez o este. Hay un gran desmanejo. Vos no podés ser cholulo de los jugadores. Cuando no acostumbrado a codearte con figuras, terminás cediendo. Y te toman el pulso y hacen lo que quieren. Y cuando ves la lista de 23 se nota la mano de los jugadores”, sostuvo en su programa “De una otro buen momento” por Radio La Red.

El periodista cuestionó primero la elección de algunos jugadores de la nómina definitiva. “Biglia no estaba para venir. Estaba para venir a comentar el Mundial con nosotros. Estaba mal de la cadera, de la columna. Si él hubiera dicho ‘justo me lesioné 20 días antes’ hasta nos hubiéramos apenado por él porque es un buen chico. Fuiste un desastre. Rojo no podía venir al Mundial. Más allá del gol que hizo, que fue un milagro, no estaba para venir. Pero vino porque es del grupo. Caballero no atajaba nunca en Chelsea. Y vino al Mundial. ¿Y Ansaldi a qué vino al Mundial?”, consideró.

“Me da vergüenza que Argentina esté en el puesto 16 y sea apenas mejor que Panamá, Túnez, Arabia Saudita y algún otro. Dimos pena en la Copa del Mundo. Nos tuvimos que comer las publicidades de Messi acá en el Mundial. Messi con las papas fritas, con la cerveza, con la marca de las tres tiras. En cada partido, Messi. Y Messi está en la casa. Vinimos a ver la Copa del Mundo de Messi y terminamos viendo la de Pitana. Es tristísimo. Y encima la solución siempre es echamos al técnico y le pagamos 2 millones de dólares”, afirmó sobre el “10” y la actuación de la selección.

“¿Y dónde están los jugadores hoy? ¿Escondidos debajo de la cama? ¿No hay nadie que escriba en Instagram ‘qué pena que te fuiste, Sampa’ o ‘qué suerte Sampa, no te aguantaba más’. Pero decí algo, hermano. Involucrate. No dijiste nada con Batista, con Maradona, con Martino. Cuando se fue Sabella, no dijiste una palabra. Un ejemplo de persona, de conducción, de sabiduría. O hablá solamente cuando te contrata McDonalds. Digan algo, no sean cagones. Digan algo de Martino. Ustedes no lo bancaron”, cerró sobre los futbolistas del conjunto nacional.