Opinión

La Selección Argentina de Scaloni será recordada como esa que volvió a conmover a la gente

Luego del 3-0 ante Uruguay hay que darle la dimensión que merece lo que genera el equipo de Scaloni en los hinchas de la Selección Argentina.
Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
La Selección Argentina volvió a conmover a la hinchada después de mucho tiempo. 

La Selección Argentina volvió a conmover a la hinchada después de mucho tiempo. 

Hace tiempo que no se veía a una selección conmoviendo a la gente. Hubo que sufrir en el comienzo para después soltar una actuación memorable que nos lleva a Qatar. La Selección Argentina desearía que el Mundial fuese mañana, porque este equipo tiene un contagio que lo vuelve superlativo en Sudamerica.

Necesitamos medirnos con europeos para saber dónde estamos parados en el contexto mundial. El partido con el campeón de la Euro, Italia, nos permitirá establecer nuestra propia vara.

Tener a un arquero como Dibu Martínez que se siente invencible es vital

El partido de anoche tuvo una característica hasta los 30 minutos donde Uruguay aprovechó el flojo retroceso del equipo argentino y provocó situaciones donde se encontró con grandes tapadas de Dibu Martínez. Estas falencias deberán corregirse pero son pertinentes a un equipo tan entregado para el ataque. Tener un arquero que se siente invencible permite tomar riesgos en ataque, sabiendo que el costo de ser castigado es bajo.

La convicción con la que ataca la Argentina le permite a Messi (conductor como nunca del equipo), tener siempre varias opciones de pase final, o acompañantes que le liberan la zona con sus diagonales. El primer gol es una muestra con la diagonal de Nico González. A partir de allí hubo show de Messi con la enorme compañía de Lo Celso y De Paul. La energía que tiene este equipo conmueve. Y eso lo lleva a superarse todo el tiempo.

Solidez en las bases y nombres propios que no tienen su lugar asegurado

La construcción de esta etapa tiene solidez en sus bases, y si en el desarrollo aparece un título demorado tanto tiempo, todo será para crecer. Posiblemente este sea el punto más alto de rendimiento, y de cara a la copa del mundo esta citación sufra pocas alteraciones.

En este plantel, no corren de atrás figuras de la talla de Agüero, Dybala e Icardi. La aparición de Julián Alvarez como opción pone en peligro que puedan estar entre los 23 de Qatar.

Scaloni se volvió incuestionable. Todas las modificaciones que realiza tiene un efecto productivo en el nivel colectivo. Lo avalan al entrenador aciertos en la consolidación de jugadores fundacionales de su ciclo (De Paul, Paredes y Lautaro Martínez), apariciones decisivas (Dibu Martínez, Cuti Romero y Nico González), y recuperar a los grandes guerreros (Otamendi, Di María y Messi). El fútbol, en este caso, rompe con todos los manuales. Nade esperaba tanto de Scaloni, pero su influencia es decisiva para recuperar los sueños de grandeza.

Se habló de
s