Opinión

Podemos soñar con ganar la Copa América

La Argentina de Lionel Scaloni está a mitad de camino en su conquista de la Copa América. Pros y contras de un equipo que tiene a Messi en una gran versión.
Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
Argentina tiene chances de ganar la Copa América. 

Argentina tiene chances de ganar la Copa América. 

Podemos soñar con ganar la Copa América. El equipo tiene lapsos con la pelota que lo vuelven temible. Messi sobre todo con Uruguay se adueñó del equipo, y es el conductor del equipo. Y cuando se propone replegarse los rivales no lo dañan. Después habrá que evaluar cómo defecto si es necesario ceder el dominio tanto tiempo, y si esto resulta peligroso al recurrir muy poco al contraataque.

Es una Copa América demasiada igualada, y en eso hasta incluimos hasta aquí al mismísimo Brasil, a pesar de tener mayor jerarquía individual que el resto. Lo que para muchos es inseguridad, puede ser una virtud. Se especula mucho que las continuas modificaciones de Scaloni le quitan identidad al equipo. También, siendo optimistas, puede considerarse que estimula la competencia interna.

Así como hay puestos que parecieran establecidos (los centrales serán Cuti Romero-Otamendi), los laterales deberán definirse (Montiel, Molina, Tagliafico y Acuña están disputando por un lugar).

Otro jugador que pareciera ser de los mejores hallazgos del entrenador es Nicolás González, por dinámica y capacidad para llegar a zona de definición. Y pareciera postergar nada más que a Angel Di María, que tuvo un buen desempeño frente a Paraguay.

La cuestión del mediocampista central de la selección es de los grandes debates que atraviesa al estilo de este equipo. Desde el "decime que 5 tienes y te diré como juegas", la Selección en la duda entre Guido Rodríguez y Leandro Paredes plantea una disyuntiva de estilo.

Si bien Guido Rodríguez es más posicional y comprende mejor los movimientos defensivos, Paredes tiene una profundidad en su pase que le da mejor claridad al equipo en la organización. Se escucharon muchas opiniones planteando que debieran jugar juntos, pero estos parecieran bloquearse. Al menos no resultaron complementarios cuando lo hicieron.

Messi irá seguramente a la cancha para cerrar la zona frente a Bolivia, ya que queda lejos el choque de cuartos del próximo sábado. Pero Messi siempre quiere estar, aunque cuando el técnico perciba que merezca descansar.

Al capitán de la Selección se lo ve suelto y cómodo en este equipo, con influencia en el armado más que en la finalización. Pero asumiendo un liderazgo cada vez más natural en esta selección.

Para dar el golpe definitivo será necesario ser más contundente, y en la apuesta por Lautaro Martínez el gol tendrá que ser imprescindible para su confianza.

La Argentina promedia una Copa América donde tiene mucho margen de mejora, pero tiene argumentos para creerse candidato.