Comodoro Py cerró la causa que el Gobierno quería abrirle a los trabajadores de Télam
ComodoroPy

Comodoro Py cerró la causa que el Gobierno quería abrirle a los trabajadores de Télam

Qué pasó. El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi cerró hoy la causa que el directorio de Télam había impulsado contra los trabajadores de la agencia por “usurpación”.

Según indicaron a A24.com fuentes judiciales, el juez tomó la decisión en base al dictamen del fiscal Eduardo Taiano que entendió que no había delito y por lo tanto no correspondía iniciar una causa penal.

El 26 de junio, más de 350 periodistas, fotógrafos, infografistas y editores de vídeo de la agencia se quedaron sin trabajo. El secretario de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, justificó la decisión al culpar la administración anterior había hecho “propaganda” con “información tendenciosa y operaciones sucias”.

Desde ese momento, todos los trabajadores de Télam se encuentran de paro, reclamando abrir un diálogo con la empresa que incluya la reincoporación de los despedidos.

A raíz de esa situación, el directorio de Télam a cargo de Rodolfo Pousá, Ricardo Carpena y Pablo Ciarliero presentó una denuncia penal en la comisaría 2° de la ciudad de Buenos Aires por la presunta usurpación de los edificios de la agencia. 

La denuncia, motorizada pro el abogado Jorge Monastersky como apoderado judicial, sostenía que, tras una asamblea, comenzó una ocupación de las sedess de Bolívar 531 y avenida Belgrano 347  que impedía poder acceder a los edificios y desarrollar las tareas habituales. 

Desde el juzgado se ordenó una recorrida por las instalaciones y se constató que, más allá de la bandera colgada en el frente que decía "No a los despidos en TELAM", las puertas no estaban bloqueadas y que el personal entraba y salía "con total normalidad".

Sin embargo, el fiscal Taiano solicitó la desestimación de la denuncia porque no había delito alguno: "no hubo despojo alguno" ni circunstancias que "den cuenta de violencia, amenazas, engaños, abuso de confianza o clandestinidad por parte de los sujetos activos para privar de manera dolosa el uso y goce de los establecimientos", señala el escrito al que accedió A24.com.

"Los hechos ventilados resultan ser medidas gremiales de protesta, que se encuentran relacionadas con la voluntad de ejercer derechos de libre reunión y expresión que no pueden ser restringidos por el poder punitivo del Estado", añadió. El juez Martínez De Giorgi entonces cerró la causa.