El 3, un mal número para Boudou
ComodoroPy

El 3, un mal número para Boudou

A Amado Boudou le traen mala suerte el número tres. El 3 de octubre de 2017 comenzó el juicio por Ciccone. Un mes después, el 3 de noviembre, el juez Ariel Lijo ordenó su arresto por asociación ilícita y enriquecimiento.

Y aunque en enero fue excarcelado tras pasar 70 días en la cárcel de Ezeiza, hoy fue nuevamente arrestado tras ser condenado a 5 años y 10 meses por Ciccone. El 3 de octubre próximo conocerá los fundamentos de su sentencia.

Este es el segundo juicio que enfrenta Boudou. Pero no hay dos sin tres: aquel primer juicio que lo sobreseyó por los papeles truchos de un auto que no habría querido repartir con su ex mujer, se hará de nuevo.

Y ahí el exvicepresidente no solo enfrentará una doble imputación: por los papeles de ese vehículo y por la compra de una veintena de autos comprados por el Ministerio de Economía a una famosa concesionaria.

Tres son los jueces que hoy dictaron su condena. Aunque solo dos -Pablo Bertuzzi y Néstor Costabel- fijaron el delito de cohecho y negociaciones incompatibles. La tercera, Gabriela López Iñiguez, firmó en disidencia no solo contra esas figuras sino también con la inmediata detención. 

Las defensas de Boudou y su amigo José María "Nariga" Nuñez Carmona jugarán ese tercer voto cuando apelen su sentencia y la detención. Esperan que sea la llave para salir de prisión.

Dice el relato de los acusadores que en el principio de esta historia fueron tres amigos los que se pusieron de acuerdo para quedarse con Ciccone: Amado, "Nariga" y Alejandro Vandenbroele.

Boudou y Vandenbroele aseguraron cada uno por su cuenta que no eran amigos. Núñez fue la pieza que los conocía a ambos. Sea cierto o no, fueron solo dos los que fueron presos hoy, y el tercero consiguió la pena mínima luego de delatar toda la maniobra en un acuerdo como "arrepentido" en otra causa que aún busca saber quién puso la plata para comprar la quebrada imprenta