El día que Bonadio cerró una causa contra Cristina y Néstor Kirchner por comprar US$2 millones con información privilegiada
Layer 1
JusticiaEnLaMira

El día que Bonadio cerró una causa contra Cristina y Néstor Kirchner por comprar US$2 millones con información privilegiada

El 8 de junio de 2010, en un trámite exprés, el juez Claudio Bonadio cerró una causa contra el matrimonio Kirchner por enriquecimiento ilícito a raíz de la compra de dos millones de dólares. El juez resolvió, en la parte final de su fallo, desestimar la denuncia “de conformidad  con lo dictaminado por el Sr. Fiscal debido a que los hechos denunciados no constituyen delito”.

Cuatro meses antes, concretamente el 3 de febrero de 2010, la Coalición Cívica había denunciado que el ex Presidente Néstor Kirchner (en ese entonces diputado) compró dos millones de dólares en octubre de 2008, a sabiendas de que era el momento oportuno para hacerlo, ya que con posterioridad la divisa aumentaría la cotización.

Según la denuncia de Juan Carlos Morán, Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Elsa Quiroz y Susana García, ello habría importado un enriquecimiento ilícito ya que se habría llevado a cabo utilizando datos de carácter reservado y privilegiado a los que la entonces Presidenta Cristina Kirchner tenía acceso en virtud de su cargo, con el fin de obtener una mejora lucrativa para sí y para su cónyuge.   

En octubre de 2008, en los días en que Néstor Kirchner compró los dólares, el contexto era complicado: había una crisis financiera internacional y el país atravesaba un momento de inestabilidad económica con el dólar en alza, desconfianza de los mercados y fuga de capitales.  

Sin embargo, para Bonadio esto no fue un delito y la operación se hizo “dentro de los parámetros que fija la ley”. El entonces fiscal Gerardo Di Masi le había aconsejado al juez desestimar la investigación por considerar que “no había diferencias significativas en el valor del dólar billete en el mercado de cambios” después de hecha la compra.

Irónicamente, los efectos de jugar con la información privilegiada tanto para el patrimonio personal como para las arcas públicas, justificó gran parte de los procesamientos que Bonadio dictó contra Cristina Kirchner y otros funcionarios en el año 2016 en el expediente “dólar futuro”.

Como muchos jueces federales, las relaciones de Bonadio con el poder político y en particular con los “K” están lejos de ser lineales y constituyen la razón principal de ese gran déficit de la justicia que es la credibilidad.