En un clima de tensión, Garavano se junta con los fiscales federales a analizar el nuevo Código Penal
JusticiaEnLaMira

En un clima de tensión, Garavano se junta con los fiscales federales a analizar el nuevo Código Penal

Este jueves el ministro de Justicia Germán Garavano encabeza desde las 14.30hs en la ex Esma una jornada en el marco del “Plan Argentina sin Narcotráfico”. Los temas de trabajo girarán en torno a la aplicación del nuevo Código Penal, de la cooperación entre la justicia federal y la ordinaria, del uso de técnicas especiales de investigación, la descripción de los recursos de las Fuerzas Federales de Seguridad en investigación de narcocriminalidad y cómo proteger a los fiscales en casos complejos.

Están invitados el Procurador General de la Nación interino Eduardo Casal, el Procurador bonaerense Julio Conte Grand y los fiscales de todo el país. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich estará a cargo del cierre.

La foto de los fiscales de todo el país ocurre en un momento en el que, a partir de casos como “Delgado” , “De Vedia”,“Boquín”, “Zoni” y “Amad”, quedó expuesto el contexto de fragilidad que envuelve al Ministerio Público Fiscal y a quienes deben investigar y recoger pruebas en las causas más sensibles del país.

El desafío es doble para el Estado y la sensación es que no se llega a calibrar que la criminalidad compleja, si bien requiere técnicas sofisticadas y articulaciones entre las agencias públicas, también requiere inexorablemente instituciones sólidas que permitan a los funcionarios trabajar en paz.

Esta advertencia no es nueva: en el “El Federalista” (una recopilación de artículos que defendieron la ratificación de la Constitución federal para Estados Unidos), más precisamente en el parágrafo 78, Alexander Hamilton destaca que el Poder Judicial es el más débil de los tres poderes, que es imprescindible defenderlo y que no puede haber un Estado de derecho sin un Poder Judicial independiente.

Sin embargo, en la práctica no se le presta la debida atención a esos consejos...aunque en breve los fiscales, por ejemplo, deberán encarar con nuevos bríos las derivaciones locales del escándalo de Odebrecht, a partir de información muy sensible y fuerte que habría llegado desde Uruguay que impactaría tanto en la investigación del “Soterramiento del Sarmiento”, como en la de “AySA”.