José López: “Ese dinero no es mío, le pertenece a otras personas cuyas identidades no puedo revelar”
CorrupciónK

José López: “Ese dinero no es mío, le pertenece a otras personas cuyas identidades no puedo revelar”

Qué pasó.  A dos años de haber sido detenido in fraganti cuando intentaba esconder bolsos con casi 9 millones de dólares en un convento, el exsecretario de Obra Pública José López declaró ante el Tribunal Oral 1 en el juicio en el que está acusado de enriquecimiento ilícito.

Qué dijo. El ex funcionario k hizo revelaciones que hasta ahora había guardado. Se defendió ante los jueces y dijo: "No me enriquecí ilícitamente". Y luego hizo referencia a la noche de los bolsos: "Este dinero no es mío, le pertenece a otras personas cuyas identidades no puedo revelar", agregó.

Cuando fue preguntado sobre la noche en el convento de General Rodríguez respondió que lo usaron como chivo expiatorio. "Lo llevaron (el dinero de los bolsos) las tres personas que me escoltaron al convento. Por eso tomé el arma porque tenía miedo que me pasara algo en el traslado al lugar y cuando emprendiera el retorno".

La semana que viene José López será indagado por el juez Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli en la causa de los cuadernos de las coimas. 

Qué dijo.

"Estuve condicionado en mis declaraciones. Después de mucho pensarlo esta vez voy a declarar siempre que no ponga en riesgo la seguridad de mi familia y la mía propia".

"Antes no tuve libertad para elegir a mi defensa. A mi primera abogada jamás la hubiera elegido. No puedo decir más. Solo quiero que lo sepan".

"Voy a declarar porque quiero que se demuestre que no me enriquecí ilícitamente en la función pública en los 12 años de la gestión".

"Sobre la casa de Dique Luján, ni Galera ni Gutiérrez son testaferros"

"Las empresas de Galera y Gutiérrez no fueron beneficiadas con obras en la secretaría a mi cargo"

"No tiene absolutamente nada que ver la evolución de mi patrimonio con el tema de los bolsos"

"Ese dinero no es mío, les pertenece a otras personas cuyas identidades no puedo revelar. Y mi intervención en el traslado al convento fue forzada".

"No llegué solo (al convento), me escoltaron tres personas en moto y en auto. Son los que me siguieron todo el camino a modo de control. Esas tres personas se quedaron a una distancia determinada. A esas personas no las conocía"

"Me arrepiento de no haber tenido la claridad y fortaleza para no haber resistido las presiones que recibí".