Justicia

La Justicia le otorgó la prisión domiciliaria al marido de Píparo

Juan Ignacio Buzali se encontraba detenido desde el pasado 8 de enero. La decisión estuvo a cargo de la jueza Marcela Garmendia.
08 de abril de 2021 - 18:11
La Justicia benefició con prisión domiciliaria a Juan Ignacio Buzali

La Justicia benefició con prisión domiciliaria a Juan Ignacio Buzali, marido de Carolina Píparo. 

Luego de permanecer detenido desde el pasado 8 enero, la jueza Marcela Garmendia dispuso que el marido de Carolina Píparo obtenga el beneficio de la prisión domiciliaria. Juan Ignacio Buzali está acusado del posible delito de "doble tentativa de homicidio", a causa de atropellar a dos motociclistas, en la madrugada de Año Nuevo, en La Plata.

Según lo dispuesto por Garmendia, Buzali, de 47 años, podrá permanecer en prisión domiciliaria con tobillera electrónica. Para la magistrada no existe riesgo de fuga o afán de entorpecer el desarrollo de la investigación por parte del marido de Píparo, ya que la instrucción de la causa está en sus estadios finales y la defensa, a cargo de Marcelo Peña, pudo fijar un domicilio particular de forma satisfactoria.

La medida, que fue avalada por la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, podría hacerse efectiva en un plazo de 5 días, ya que debe aguardarse a una posible apelación por parte de la querella. Además, la jueza dispuso la prohibición para el manejo de automóviles y que efectúe un tratamiento psicológico de manera virtual.

Vale recordar que durante la primera quincena de marzo, la defensa había solicitado el cambio de carátula a “homicidio en grado de tentativa” porque, según aseguraron, Buzali, tras haber sido asaltado junto a su esposa, confundió a los motociclistas con ladrones.

Sin embargo, tanto las pericias como los testimonios recopilados en la causa habrían advertido que el hombre embistió por detrás, de manera intencional y a gran velocidad, a los motociclistas; por lo cual Garmendia consideró que actuó “sin importar las consecuencias de su accionar, con claro desprecio por la vida ajena y debiendo representarse el resultado muerte”.

El hecho por el que está imputado el marido de Píparo ocurrió durante la madrugada de Año Nuevo, en la calle 21 y 40, cuando el hombre chocó por detrás a una de las motos en la que viajaban dos jóvenes, a quienes dejó en el asfalto pese a las lesiones que habrían sufrido. Tras arrollarlos, tanto la legisladora como su esposo huyeron mientras que otros jóvenes en moto comenzaron a perseguirlos. Tras varios minutos de persecución, finalmente detuvieron su marcha frente a varios móviles que formaban parte de un control de tránsito.