Odebrecht: rechazan pedido de un arrepentido brasileño para no ser juzgado en Argentina y apuran al juez de la causa
Layer 1
Odebrecht

Odebrecht: rechazan pedido de un arrepentido brasileño para no ser juzgado en Argentina y apuran al juez de la causa

La Cámara Federal rechazó por prematuro el planteo de uno de los arrepentidos brasileños en la causa Odebrecht. Se trata de Luiz Mameri quien sostenía que no lo tendrían que perseguir penalmente en la Argentina porque tiene un acuerdo firmado en Brasil.

El fallo llega en momentos en que el juez Marcelo Martínez De Giorgi se encuentran tomando indagatorias a ex funcionarios, encabezados por el ex ministro de Planificación Julio De Vido; y a empresarios, como Ángelo Calcaterra (primo de Macri), porque su ex firma IECSA participó de una unión transitoria de empresas con Odebrecht.

Mameri no es un personaje más: máximo ejecutivo del holding Odebrecht para América Latina y Angola, fue el que habló como arrepentido de posibles pagos de sobornos por parte del consorcio conformado por IECSA S.A., desde 2007 manejada por Calcaterra y Javier Sánchez Caballero.

Según la hipótesis de la justicia argentina, Mameri dijo en Brasil que un representante de la empresa líder del consorcio que resultó adjudicada –IECSA-, Javier Sánchez Caballero, llegó a un acuerdo con funcionarios entre 2008 y 2013 a efectos de realizarse los pagos indebidos al partido del Gobierno, al avance de las obras. Mameri también es el que apunta al empresario Jorge "Corcho" Rodríguez.

Qué dijeron los jueces. Los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia coincidieron en rechazar –por prematuro- el planteo de "falta de acción", pero además el fallo sirvió para reforzar las pautas de investigación en la causa que instruye el juez Marcelo Martínez De Giorgi por presuntos sobornos en el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

Y también para volver a insistir en la necesidad de trabar los bienes de los involucrados con medidas cautelares, algo que había solicitado a fin del año pasado el fiscal Franco Picardi.

En su voto, el juez Irurzun sostuvo que:

  • la trascendencia del asunto acentúa la obligación de dar respuestas lo más rápidas posibles y que sean acordes a todos los objetivos del proceso penal;
  • se han resaltado y pedido medidas con ese norte, sin que aún fuera adecuadamente examinada su procedencia con arreglo a los estándares que les son propios y el estado del enjuiciamiento;
  • hay, hoy, muchas y variadas pruebas en la causa; su evaluación no puede prolongarse a la espera del arribo de otras, más allá de la necesidad de acceder también a aquellas;
  • todos los tramos temporales que comprenden los hechos son materia de pesquisa y de ahí que sea pertinente evaluar aspectos y operaciones alegadamente irregulares que hasta ahora no han sido consideradas, así como actuar en consecuencia

Por su parte, el juez Bruglia añadió que “resulta prematuro adoptar un temperamento como el pretendido, sin antes contar con la documentación pertinente que reúna los requisitos legales requeridos para analizar si existe identidad de sujeto, objeto y causa entre las presentes actuaciones y el proceso penal tramitado en la República Federativa de Brasil seguido a Luiz Antonio Mameri”.

Según Bruglia, "una vez obtenida dicha prueba documental, se hallaría esta jurisdicción en condiciones de responder al planteo efectuado por la parte en cuanto a una posible causal de extinción de la acción penal respecto al nombrado”.