Pando vs. Revista Barcelona: la demanda llegó a la Corte y deberá determinar los alcances de la libertad de expresión | A24
Justicia

Pando vs. Revista Barcelona: la demanda llegó a la Corte y deberá determinar los alcances de la libertad de expresión

La Corte Suprema de Justicia deberá emitir en breve un fallo que precise el alcance de la libertad de expresión. La impulsora de la causa es Cecilia Pando, la mujer de un militar que se convirtió en un referente de la ultra derecha y criticó duramente la política de derechos humanos durante la era kirchnerista. La demandada es la revista Barcelona, una publicación satírica que nació hace 15 años.

El procurador fiscal ante la Corte Suprema de Justicia, Víctor Abramovich, acaba de dictaminar que una polémica contratapa, donde se veía un fotomontaje de Pando - desnuda y atada - está amparada por el derecho a la libertad de expresión.

Todo ocurrió a mediados de 2010, cuando mujeres y familiares de militares presos por causas de lesa humanidad se encadenaron a las rejas del Edificio Libertador –sede del Estado Mayor del Ejército- y del Ministerio de Defensa.

La demanda. Pando entendió que la empresa Gente Grossa S.R.L que edita la revista Barcelona había lesionado su honor y su imagen. En primera y segunda instancia, la revista fue condenada a pagar 70 mil pesos por daños y perjuicios.

Un recurso extraordinario hizo llegar el caso ante el máximo tribunal. “Barcelona es una revista satírica y Cecilia Pando es una figura pública”, dijo la demandada.

La revista pidió que el tema se analice a la luz del “derecho de expresión y no al derecho a publicar informaciones”. En nombre del Ministerio Público, Abravamovich apoyó esto y señaló que el caso era de interés público.

“El hecho de que las críticas satíricas expuestas por la revista Barcelona sean susceptibles de herir los sentimientos de la actora no justifica una condena indemnizatoria. De otro modo, se atentaría contra una de las libertades fundamentales en una república democrática: la preservación del debate relativo a las actividades llevadas a cabo por figuras públicas que son de interés para toda la sociedad”.

Víctor Abramovich, procurador fiscal ante la Corte

Ahora, la definición sobre si la revista Barcelona estuvo en su derecho de publicar o si Pando debe ser indemnizada está en manos de la Corte Suprema.