icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
JUDICIALES

Sobreseyeron a los agentes de la AFI acusados de haber "apretado" a un juez para que metiera presos a Hugo y Pablo Moyano

Sobreseyeron a los agentes de la AFI acusados de haber
Pablo y Hugo Moyano

El juez federal Ariel Lijo sobreseyó a los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani y a los agentes Juan De Stéfano y Fernando Di Pasquale en una denuncia del sindicalista Hugo Moyano por un supuesto “apriete” a un juez para que lo metiera preso.

Se trata de la denuncia sobre la visita que efectuaron De Stéfano, director Administrativo de Asuntos Jurídicos de la AFI, y Pasquale, director operacional de Análisis, quienes el 31 de agosto de 2018 “mantuvieron una reunión con el entonces titular del Juzgado de Garantías de Avellaneda Luis Carzoglio, en su despacho dentro del tribunal”.

Carzoglio denunció que los agentes de inteligencia buscaron persuadirlo de ordenar la detención de Hugo Moyano y su hijo Pablo, en una causa por presunta defraudación contra el club Independiente, del que ambos son directivos.

Pero los agentes de inteligencia explicaron que estaban tomando recaudos ante eventuales situaciones de peligro tras una eventual detención de los Moyano.

El fallo del juez Lijo sostiene que la reunión “no se encuentra controvertida y fue reconocida por todos los participantes”, pero replicó: “Lisa y llanamente: de la existencia de la reunión no se puede concluir que se hubiera ejercido o intentado ejercer presión” sobre Carzoglio.

“La existencia de la reunión no permite establecer, a priori, su finalidad; consecuentemente, no puede tomarse sino como una mera prueba indirecta”.

Lijo descartó los delitos de “cohecho activo, negociaciones incompatibles, extorsión e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

El juez precisó que el objeto de la causa era “establecer si los funcionarios actuaron dentro del marco de la Ley Nacional de Inteligencia”. Y respondió: “las conductas realizadas por los agentes de la AFI se encontraban dentro del ámbito de sus funciones y competencias. No actuaron de un modo prohibido por la ley o no previsto por aquella”.

El fiscal de la causa, Ramiro González, había pedido el sobreseimiento de todos los imputados y eso sólo hubiera servido para que el juez lo dispusiera sin más argumentaciones. No obstante, prefirió explicar sus razones de la decisión.

El juez valoró que “los funcionarios se presentaron en la mesa de entradas del tribunal, se identificaron correctamente, tuvieron una reunión formal con el magistrado, ‘sin suspicacias, dobles mensajes ni malos entendidos’, e inmediatamente elevaron el informe correspondiente al Director de la Agencia”.

“El reconocimiento efectuado por los integrantes de la AFI sobre la existencia de la reunión siempre se encontró enmarcado dentro de las facultades de actuaciones legalmente conferidas al organismo y con el único objetivo de anticiparse a las consecuencias de la reacción social que podría haber producido la detención de dos importantes miembros del movimiento sindical de nuestro país”, añadió Lijo.

La causa se inició por una denuncia del abogado de los Moyano, Daniel Llermanos, sobre “un supuesto plan criminal en el que habrían intervenido el presidente Mauricio Macri, las diputadas Elisa María Avelina Carrió y María Graciela Ocaña, miembros de la AFI así como Patricia Bullrich, Gerardo Millman, Florencia Arietto, Rubén Reznik (abogado del barrabrava Pablo “Bebote” Álvarez) y el fiscal Sebastián Scalera, con el objetivo de lograr el desprestigio y la detención” de los Moyano.

A ella se sumó otra una denuncia formulada por los legisladores Marcelo Fuentes, Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade, integrantes de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, contra el presidente Macri y funcionarios de Inteligencia.

SUBIR

NWS

Ovación

Show