Un partido político pide anular la ley que fija que el 50% de las candidatas al Congreso sean mujeres
Layer 1
ParidadDeGénero

Un partido político pide anular la ley que fija que el 50% de las candidatas al Congreso sean mujeres

Qué pasó. En épocas de “Ni una menos”, la Justicia analiza un planteo inédito: un partido político reclama la inconstitucionalidad de la ley que aumentó al 50 por ciento la representación femenina en el Congreso a partir del 2019.

“Como varón, me siento discriminado”, dijo el abogado Carlos Traboulsi, en representación del Partido Demócrata Cristiano-Capital Federal.

El abogado se quejó a través de un amparo, mediante el que busca que se suspenda la vigencia de la ley 27412 - reglamentada en diciembre pasado- conocida como “ley de paridad de género”.

No es la primera vez que el apoderado del partido -identificado con el Gobierno y que apoyó la línea oficialista "Vamos Juntos"- se pronuncia contra ciertas banderas: en 2009 batalló contra el matrimonio igualitario y ahora contra el aborto.

Los argumentos. El abogado Traboulsi dijo que si los que reformaron la Constitución en 1994 hubieran querido que los cargos legislativos fueran mitad y mitad para hombres y mujeres, lo habrían establecido así expresamente.

Pero además planteó una curiosa justificación: "Me siento discriminado porque tendré que hacer valer el sexo para ocupar lugares dentro de la político y no la idoneidad”.

Y agregó que, como apoderado, dirigente y autoridad partidaria, “se desvirtúa las posibilidades de penar y actuar conforme a una doctrina e ideología obligando a las personas a la masificación y cosificación del pensamiento”.

Aclaró, sin embargo, que su planteo no es contra las mujeres. Dijo que se les está "poniendo un techo" del 50 por ciento y se quejó del "cupo caprichoso que no se basa en la capacidad, la decencia, bonhomía e idoneidad sino que se funda en una cuestión de sexo".

Respuesta. Por lo pronto, el Estado se opuso a que se haga lugar al amparo. Y el fiscal electoral Jorge Di Lello refutó las pretensiones y recomendó rechazar el amparo.

Dictamen. En el escrito al que accedió A24.com, Di Lello dijo que el accionante no aportó “ningún argumento válido”, que hay un “sesgo de prejuicio” en el planteo que no puede ser admitido y que se esperaba un “mayor grado de compromiso” de los partidos políticos en la construcción del sistema democrático y el rol de las mujeres.

Ahora, la respuesta la tiene la jueza electoral María Servini.