icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --

Paula y Emiliana hacen carteras y libretas con bolsas plásticas recicladas

Paula y Emiliana hacen carteras y libretas con bolsas plásticas recicladas
modesta emprendedoras

Qué pasó. Paula Ckrousottsi y Emiliana Carricondo son de La Plata pero hoy viven en Buenos Aires. Se conocieron mientras estudiaban Diseño y Comunicación Visual en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y los años las hicieron amigas. En 2008 fueron a visitar un espacio cerca de la costa del río en La Plata que ellas recordaban lleno de verde. "Habían puesto un relleno sanitario; quedamos shockeadas, porque nuestro recuerdo era de un bosque de eucaliptus", cuenta Paula. El cambio brusco de escenario y un reclamo vecinal que presenciaron durante esa misma visita las hizo pensar en todo el proceso que atraviesa la basura: desde cómo llega a ese lugar hasta a qué llamamos basura. Su investigación sobre qué pasaba con aquello que uno consume devino en Modesta, su marca de bolsos, carteras, sobres, libretas, capelinas y más que es a la vez una solución creativa al problema del plástico en el mundo.

"Modesta nace como idea en el año 2008 y en 2012 lanzamos el concepto al mercado. Fueron cuatro años de investigar mucho sobre qué materiales se reciclan, cuáles no, cómo es el tema del reciclado de la basura, cómo es el sistema de recolección de basura y demás. Así llegamos al polietileno y a las bolsas plásticas, investigando qué pasa con lo que produce la industria una vez que tuvo su uso", explica una de las socias del emprendimiento que usa las típicas bolsitas del supermercado para hacer obras de arte.

Su diferencial, según Paula, se basa en que ellas crean un material nuevo a partir de otro que ya fue creado y procesado por la industria. Con su socia le dicen material a todos los envases de productos y bolsas plásticas que son dados en diferentes actividades comerciales y que son de polietileno de alta y baja densidad -el material que ellas reciclan. Para llegar a definir su actividad específica el equipo tuvo que trabajar mucho en cómo iban a comunicar lo que estaban haciendo y también en establecer el proceso, que les llevó un tiempo pero les terminó haciendo ganar un lugar en ferias como Puro Diseño y Casa FOA.

Modesta recibe el material a reciclar limpio y usa entre 50 y 100 bolsas para hacer una cartera promedio. "Nosotros te invitamos a que no descartes esos materiales y los transformamos en objetos únicos. Empleamos la termofusión de una manera artística. Los colores no están pintados; todos los colores, las texturas y los artes los generamos con los colores propios de las bolsas plásticas y el material que vamos reciclando. Es un trabajo muy grande de upcycling", explica.

Según la emprendedora, su trabajo es 99% manual. Usan una máquina que adaptaron especialmente y funciona con presión y calor. Lo que hacen es fusionar por capas una lámina plástica a la que después le aplican moldería para crear sus productos.

La emprendedora insiste en que su objetivo es "transformas a través del arte y el diseño". "Cuando nacimos nos pusimos a pensar cómo podíamos aportar desde nuestro lugar a esta problemática tan grande y dijimos 'ok, lo vamos a hacer con nuestras herramientas'. Por eso nos llamamos Modesta, es nuestra modesta forma de contribuir e inspirar al cambio", remarca.

Su formación. Al momento de lanzarse Paula y Emiliana ya estaban concursando para entrar en IncuBA, un programa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires para potenciar emprendedores. Después de quedar seleccionadas, las dos pasaron cerca de un año y medio en el Centro Metropolitano de Diseño de Buenos Aires recibiendo tutorías y formándose como emprendedoras. "Porque hay una diferencia muy grande entre tener una idea y llevarla adelante con un proyecto y tener tu profesión... Ser emprendedor requiere de otras habilidades y hay que aprender cosas en las que uno tiene que capacitarse y formarse", explica Paula.

Además, agrega que ellas no habían hecho nada así nunca antes. "Fue una investigación de cuatro años y hoy en día lo sigue siendo, porque seguimos aprendiendo y buscar nuevas maneras de reciclar el plástico y darle nueva utilidades. Esto fue un desafío y un descubrir y constantemente estamos en crecimiento y transformación, buscando innovar en nuestros procesos".

A futuro quieren buscar nuevas maneras de reutilizar el polietileno y otros materiales para desarrollar nuevos productos. "Concientizamos para reducir su uso y reutilizarlos es muy importante; que la persona entienda y sepa qué materiales llegan a su casa, cuáles se pueden reciclar y cuáles no para hacer comprar más conscientes y decidir qué llevar a sus casas y qué no. Damos charlas en escuelas y otras instituciones porque para nosotras es fundamental incorporar el conocimiento y llevarlo directamente a la acción".

Sus productos son reciclables salvo por sus asas y sus avíos, que son de metal o de cuero de vaqueta virgen, sin contaminantes ni químicos. Su precio va de los $ 370 a los $ 4370, pero las personas que aporten 30 bolsas de plástico para la marca se llevan a cambio un 15% de descuento. El local de Modesta queda en Gorriti 5876.

por Caro Potocar @caropotocar
En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show

Más Noticias