icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

Amazon, el gigante del comercio electrónico, sorprende con una baja del 26% anual. ¿Qué pasa con la empresa de Jeff Bezos?

Amazon, el gigante del comercio electrónico, sorprende con una baja del 26% anual. ¿Qué pasa con la empresa de Jeff Bezos?
Jeff Bezos enfrenta una tormenta financiera para Amazon

Amazon, el pulpo del comercio mundial, vive un extraño presente financiero.

Amazon se desplomó en la bolsa de Nueva York
Amazon se desplomó en la bolsa de Nueva York

Mientras aumenta su participación en los Estados Unidos y en el Mundo, perdió en la bolsa en un solo día el 9% de su valor accionario. Lo que anualizado, representa una pérdida del 26%.

Estos vaivenes financieros despiertan preocupación, intriga y se pueden explicar por dos elementos: la propia política de management que lleva adelante su fundador y CEO Jeff Bezos. Sumada a una creciente hostilidad por parte de la administración Trump que rechaza su método para apoderarse de mercados y al mismo tiempo, hacer que disminuyan los puestos de trabajo.

En el último trimestre fiscal, tuvo ganancias netas por tan solo US$2.630 millones. Y no es una ironía, sino en el sentido más directo de la expresión. Especialmente si se compara con los beneficios de Apple por US$10.000 millones.

Amazon investigado por prácticas monopólicas
Amazon investigado por prácticas monopólicas

Para Bezos, el dueño principal de la compañía, la empresa debe mantener un alto nivel de inversión, inicialmente para construir su base de clientes, desarrollar nuevas tecnologías y mantenerse innovadora.

De allí que las enormes ganancias se compensan o incluso quedan en rojo frente a las inversiones financieras.

La caída en la bolsa tiene enormes consecuencias por la magnitud de las cifras que se mueven. La empresa de Jeff Bezos cayó más de un 3,5%. El precio de sus acciones se ubicaron en US$ 1.394.

Lo que significa que, en un solo día, la compañía perdió más de US$ 20.000 millones, algo así como el equivalente a 4 tramos juntos del dinero que el FMI no envió aún a la Argentina.

Hasta el presidente Trump ha salido a atacar esta concepción sobre negocios que arrasan con otros sectores. Específicamente por el impacto en el comercio minorista y los puestos de trabajo que se ponen en peligro o desaparecen en los EE.UU.

Por Twitter dijo: “Solo los tontos, o peor, dicen que nuestro deficitario servicio de correos gana dinero con Amazon. Están perdiendo una fortuna y esto debe cambiarse. Además, nuestros minoristas que pagan sus impuestos están cerrando tiendas por todo el país... ¡No hay igualdad de condiciones!"

Trump quiere cambiar la legislación para que la empresa de Bezos deje de usar el correo oficial para realizar sus envíos. O de lo contrario, que pague más impuestos por ese sistema que le permite ganar más y más mercados, a costa de empresas y negocios comerciales. Con la lógica pérdida de empleos.

Amazon está siendo investigada en Estados Unidos y Europa por prácticas monopólicas y la elusión impositiva.

Y ya se sabe que cuando este tipo de investigaciones se mantiene con seriedad, las empresas involucradas, comienzan a recibir castigos de los inversionistas en la bolsa. En resumen: pérdidas millonarias en dólares al bajar el precio de su cotización.

Pero en el plano particular, a Jeff Bezos está más allá de estos avatares. Su fortuna personal se elevó a los US$ 132.000 millones. Más que el PBI de varios países juntos.

El fundador y CEO de la plataforma de comercio electrónico Amazon, ocupa el primer puesto en la lista de los multimillonarios en el mundo que elabora la revista Forbes.

Su sueldo como CEO es módico para semejante fortuna: US$1.600.000 por año. Pero el verdadero disparador de sus ingresos está en el mercado bursátil. Tiene 80 millones de acciones de su empresa, Amazon.

Si se lo pone en un contexto más personal, la cifra es más abrumadora. Gana unos US$ 28.446 cada 9 segundos.

Lo mismo que, en promedio, gana anualmente un empleado de Amazon.

SUBIR

Poder

Ovación

Show