icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

Pese a las protestas en las calles, nada detiene al Brexit de Boris Johnson

Pese a las protestas en las calles, nada detiene al Brexit de Boris Johnson
Protestas en Londres contra el "Brexit"

Ni los reclamos en las calles de Londres y otras grandes ciudades britanicas lo corren de su eje. Boris Johnson, el primer ministro británico siempre da un paso más.Con este, sorprendió a sus propios "tories". Los conservadores lo eligieron para suceder a Theresa May, pero ahora Johnson se reune de urgencia con su gabinete.

Tiene una idea rectora: buscará disciplina partidaria. El Brexit no es negociable. Con acuerdo o sin acuerdo con la Unión Europea, pero no hay marcha atrás. Por lo tanto, no hay lugar para los "tories tibios". Si no apoyan su plan, quedarán fuera.

Boris Johnson no quiere
Boris Johnson no quiere "conservadores rebeldes"

Su rivales, dentro del partido conservador dicen que Johnson "está dispuesto a agitar el látigo contra los rebeldes". Amenaza con expulsarlos. Quiere una postura uniforme.

Desde mañana 3 de septiembre hasta el 10, los parlamentarios tienen un primer tiempo para cambiar las cosas. Se espera que los partidos de la oposición, junto a algunos de los diputados tories rebeldes propongan este martes (cuando abre Westminster, tras un período habitual de recesión) una ley que fuerce al Gobierno de Johnson a pedir más tiempo. ¿A quién? A los eurodiputados de Bruselas. Para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Esa norma establece un plazo "implacable" de dos años para negociar los términos de la salida de la Unión Europea. El 31 de octubre se cumple ese plazo

Toma fuerza la especulación de un adelanto electoral, que Downing Street podría provocar al final de la semana, si resulta derrotado en este pulso parlamentario. Los británicos podrían ser convocados a las urnas antes del "nuevo día D" el 31 de octubre, fecha fijada al adiós a la UE

Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia y su
Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia y su "no al Brexit"

Nicola Sturgeon, la primera ministra escocesa, ve con buenos ojos esta perspectiva. Escocia quiere seguir pertenenciendo a la Comunidad Europea. Así votó esa Nación cuando en el referendum gano el Brexit por estrecho margen.

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, sigue buscando la manera para que el cierre del parlamento quede sin efecto. La Justicia es la úncia puerta que le queda.

Johnson está tranquilo, pese a las protestas en las calles del fin de semana. Es el Primer Ministro y el Brexit sigue como tren sin frenos. Y de prosperar un llamado electoral de urgencia, tampoco parece preocuparse. Una encuesta le da un 35% de apoyo a su figura. Ganaría las elecciones, tendría más poder y en la noche de Halloween, festejaría la desconexión de Europa.

SUBIR

Poder

Ovación

Show