icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

Cumbre climática en Nueva York: un punto de inflexión

Cumbre climática en Nueva York: un punto de inflexión
El impacto del cambio climático en el Mar Ártico.

La ONG Eco House representará a la Argentina en la cumbre del cambio climático de la ONU, en Nueva York.

Desde hace muchos años que, cotidianamente, me hago la misma pregunta: si el I.P.C.C. (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas), la N.A.S.A. (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU.), la N.O.A.A. (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU.), la F.A.O. (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), cientos de universidades prestigiosas, organizaciones de renombre y científicos respetados (incluyendo a Stephen Hawkings), nos informan que, más allá de los cambios climáticos naturales, la temperatura promedio de la Tierra está aumentando por la actividad humana, ¿Por qué nos cuesta tanto reaccionar y hacer algo al respecto?

Lamentablemente, muchas predicciones científicas están materializándose antes de lo esperado: el Ártico se está derritiendo a un ritmo exponencial; la extinción de especies es masiva; las grandes tormentas son más impredecibles e intensas; la desertificación avanza; las inundaciones y sequías rompen récords; los incendios forestales proliferan...

Por supuesto, no pretendo ser exagerado, apocalíptico ni pesimista, sino realista: la crisis climática llegó. Y necesitamos prepararnos.

Comienza la Cumbre Climática Juvenil en la ONU
Comienza la Cumbre Climática Juvenil en la ONU

Hoy, miércoles 18 de septiembre del 2019, parto hacia Nueva York, Estados Unidos, para juntarme con los jóvenes líderes ambientales del mundo que asistirán a la Youth Summit de las Naciones Unidas —y que se movilizarán el 20 y 27 de septiembre por las calles de la Gran Manzana.

Nuestro objetivo es simple: unirnos e intercambiar experiencias regionales para acelerar la transición hacia un mundo más justo y sostenible. “Acelerar”, en este caso, es la palabra clave: si vamos a sacrificar el agua potable, el aire limpio, la estabilidad del clima, los suelos fértiles y a miles de especies en pos del “desarrollo” —o mal llamado “desarrollo”—, que sea para construir una estructura que perdure en el tiempo.

Estamos desperdiciando recursos finitos que no pueden regenerarse (léase: no renovables), para alimentar a un ciclo vicioso que amenaza el equilibrio de la vida en el planeta. Por lo tanto, como miembro de la especie humana, vuelvo a cuestionarme: ¿necesitamos más razones para exigir cambios estructurales? ¿Es ilógico luchar por un mundo sano?

Indudablemente, si lo único constante es el cambio, todavía podemos reinventarnos. Pero ojo, no nos durmamos; porque la pala sigue cavando.

El autor es fundador de Eco House. Miembro fundador de la Alianza por el Clima. Desde hoy inicia una serie de notas especiales para A24.COM

por Máximo Mazzocco
SUBIR

Poder

Ovación

Show