icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

De campaña en Florida, un Trump "poderoso" repartió barbijos y acusó a Biden de querer transformar EE.UU. en "Cuba o Venezuela"

De campaña en Florida, un Trump
El presidente, a la búsqueda del voto latino (Foto: AP).

“Mi oponente quiere darle todo a Cuba y a los Castro, y también quiere darle todo a Nicaragua y a Venezuela”. Ese fue el duro discurso de un Donald Trump que, ya repuesto, volvió a la campaña por la reelección. Y lo hizo con un ataque directo contra Joe Biden.

El presidente norteamericano, con las encuestas en la mano que siguen dándolo perdedor, viajó a un estado clave: Florida. En las últimas elecciones, quien se impuso en ese distrito resultó electo presidente de los Estados Unidos.

A su llegada al aeropuerto Sanford, de Miami, dio un enérgico discurso contra su contrincante. "Hice más en 47 meses que él en los últimos 47 años", sostuvo Trump ante sus partidarios.

De inmediato, retomó su principal crítica hacia el demócrata: "Biden está manejado por la ideología socialista, pregonada por hombres como Bernie Sanders".

El actual líder de la Casa Blanca eligió su mensaje para capturar votos en la enorme comunidad latina de ese estado. Un 20% de los votantes en Florida son hispanos, y su mayoría tiene raíces en Cuba, Venezuela, Colombia y Puerto Rico.

Entre la población blanca, mayoría en la Florida, Trump aparece al frente en las encuestas. Por eso, todo lo que pueda "capturar" del voto latino mejorará su chance electoral para continuar en la Casa Blanca.

Por ese motivo, retomó su "caballito de batalla" contra Biden: lo acusa de ser socialista.

Agitando fantasmas

El presidente retomado en los últimos días el fantasma de los gobiernos autoritarios de Cuba y Venezuela, y aseguró que "los demócratas buscan instaurar esa forma de gobierno en Estados Unidos".

Un Trump "poderoso"

Apoyado en los informes médicos que dicen que ya superó la enfermedad, el mandatario norteamericano subió un mensaje antes de partir hacia Florida en el que confirmaba que su último test había dado negativo.

Luego, utilizó su paso por la enfermedad del COVID-19 como arma de campaña, para demostrar su fortaleza.

"Lo tuve y ahora dicen que estoy inmunizado", lanzó el mandatario estadounidense de 74 años ante una multitud de miles de seguidores, de los que pocos llevaban tapabocas. "¡Me siento poderoso!", se envalentonó. Además, les lanzó barbijos a sus seguidores, como un símbolo de cambio de actitud.

Trump, lanzando barbijos a sus partidarios en Florida (Foto: AP).
Trump, lanzando barbijos a sus partidarios en Florida (Foto: AP).

Para el cierre, les hizo un pedido a sus votantes, en lo probablemente sea el único punto de coincidencia de Biden: "El próximo 3 de noviembre vayan y voten masivamente".

Roberto Maidana
por Roberto Maidana
SUBIR

Poder

Ovación

Show