icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

La insólita razón por la que una mujer no pudo emitir ningún sonido durante 12 años

La insólita razón por la que una mujer no pudo emitir ningún sonido durante 12 años
Marie McCreadie

Esta es la historia de Marie McCreadie: de cómo perdió su voz y de cómo 12 años más tarde logró recuperarla y entender la inimaginable razón por la que estuvo tantos años sin poder hablar.

Marie nació en Reino Unido, pero se trasladó con su familia a Australia cuando tenía 12 años. Por aquel entonces todavía tenía voz, pero eso cambiaría más tarde.

"Aterrizamos en febrero. Dejamos atrás un Londres helado y llegamos en mitad del verano australiano [...] Eran como unas vacaciones de verano", recuerda Marie.

Pero todo verano tiene un final, y justo cuando Marie comenzaba a instalarse en su nueva vida e incluso imitaba con éxito el acento australiano algo horrible sucedió.

"Me desperté con un fuerte dolor de garganta y con un gran resfriado", le cuenta Marie a la BBC. "Uno o dos días más tarde tuve bronquitis".

"La primera semana la irritación (de la garganta) era muy intensa por la fiebre".

"Pero cuando me bajó la temperatura, la infección en el pecho desapareció y empecé a sentirme mejor y 'normal'... pero -después de unas seis semanas- mi voz no regresó".

Marie no sabía qué le había ocurrido, pero pensaba que podría volver a hablar en cualquier momento.

Poco a poco, se dio cuenta de que eso no iba a pasar... al menos, no por muchos años.

"La primera vez que creo que empecé a inquietarme fue cuando ya se me había ido todo el dolor y me sentía fuerte de nuevo. Me preocupaba. Y no sabía qué hacer al respecto", dice Marie.

Tampoco podía emitir sonidos, aunque fuera una voz ronca o un tosido: "Nada. Cuando me reía, ni siquiera se escuchaba una risa sofocada o un susurro. Y cuando tosía no emitía ningún sonido".

Marie fue al médico, pero los diagnósticos fueron confusos y errados.

"Al principio lo atribuyeron a una laringitis, y después dijeron que se trataba de mutismo histérico", cuenta Marie.

En otras palabras: el doctor creía que ella se negaba a hablar.

Un día, cuando tenía 25 años, estaba en el trabajo y comenzó a sentirse muy mal...

"Comencé a toser y empezó a salirme sangre de la boca. Pensé que me moría. Podía sentir algo moviéndose en el fondo de mi garganta. En un momento dado pensé que estaba tosiendo mis entrañas. Ahora parece una estupidez, pero en ese momento tu cabeza da vueltas".

"Salí y un compañero llamó a una ambulancia. Me llevaron al hospital", recuerda.

En el hospital, los médicos vieron que tenía un bulto y lograron extraerlo de su garganta. Estaba cubierto de mocos y sangre, pero cuando lo enjuagaron, descubrieron que se trataba de una moneda de tres peniques.

La moneda llevaba desde los años 60 atascada en su garganta, pero ella dice que no tiene ni idea de cómo pudo acabar ahí.

¿Tal vez estaba en un pastel de Navidad? ¿O fue durante Pascuas? ¿A lo mejor en el fondo de una bebida? ¿Había jugado con monedas? Marie no era capaz de responder a esa pregunta.

Aquella pequeña moneda se había quedado atascada en el fondo de su garganta durante 12 años, justo al lado de sus cuerdas vocales, impidiendo que éstas pudieran vibrar y, por lo tanto, que ella pudiera emitir ningún sonido.

Pero cuando la moneda salió... Marie recuperó su voz.

"Pude sentir el sonido en mi garganta, gemidos, sollozos. Al principio, no sabía de dónde venía ese ruido. Pensé que alguien se estaba metiendo conmigo".

"Me quedé en shock", admite.

¿Cómo no descubrieron hasta entonces aquella moneda? La explicación, según los médicos, es que no habrían podido verla en una radiografía por cómo estaba ubicada en su garganta.

Marie tuvo que aprender a respirar y a moderar el volumen de su voz, pero dice que no le tomó mucho tiempo aprender.

Su primera llamada telefónica sería a su madre, quien comenzó a llorar. Después se uniría al coro local, como una manera de reivindicarse con su pasado.

En su libro, Voiceless ("Sin voz"), publicado en julio de 2019, cuenta su historia.

En cuanto a la moneda, todavía la guarda. La tiene en una pulsera que se pone de vez en cuando.

SUBIR

Poder

Ovación

Show